Para una experiencia óptima en el sitio, recomendamos utilizar un navegador diferente.
El uso de Internet Explorer puede impedirle acceder a Chubb.com y es posible que algunos recursos del sitio no funcionen como se esperaba.

X
skip to main content

Muchas veces recordamos que el auto necesita cambio de aceite o cualquier otra mantención luego de haber manejado por una cierta cantidad de kilómetros. Pero dejar tu auto estacionado por más tiempo que lo normal puede llevar a tener que pagar costosas reparaciones, a menos que te preocupes de mantener todos los sistemas de tu auto. Siguiendo los pasos que te recomendamos, estarás protegiendo tu inversión y ayudando a que continué funcionando bien por años.

  • No lo dejes estacionado por demasiado tiempo. Trata de no dejar tu auto estacionado por más dos semanas y haz correr el motor por lo menos 20 minutos en cada salida. 

 

  • Mantén la batería cargada. Si tu auto está detenido por mucho tiempo, la batería puede no estar operando en toda su capacidad. Si sabes que no usarás tu vehículo por una semana o más, evalúa cargar la batería con un cargador de carga lenta. Estos mantienen el cargador conectado a la batería a través de enchufe, lo que permite una carga continua. Son una gran opción para dueños de autos deportivos de lujo.

 

  • Rellena los fluidos. Revisa y cambia el aceite, los fluidos de transmisión, el líquido de frenos y el combustible cada mes. El aceite y el combustible pueden separarse si el auto está detenido por demasiado tiempo, lo que causa problemas en el motor. Conducir el auto regularmente ayuda que los fluidos circulen y previene que se sequen el motor y otros mecanismos. 

 

  • Llena el tanque. Si el estanque no está completamente lleno, se puede acumular condensación adentro, lo que puede causar corrosión o un posterior daño al vehículo.

 

  • Evita dejar cosas dentro del auto. Mantén el interior limpio y libre de comida, snacks o bebidas. Esto no solo reducirá los malos olores, sino que además evitará que ratas y ratones conviertan tu auto en su hogar. Considera poner un aparato repelente que emita sonidos debajo de tu auto, para mantener alejados a los roedores. Incluso si tu auto está cerrado con llave, los roedores pueden entrar a través del motor, morder cables y causar todo tipo de daños. 

 

  • Mantén la presión de los neumáticos. Revisa el aire de tus neumáticos con frecuencia y mantenlos bien inflados. Esto mejorará el desempeño de tu auto y el consumo de combustible, junto con mantenerte más seguro en la ruta. Busca desgastes irregulares y daños que pudieran negar el uso de la garantía. 

 

  • Asegúrate de que los limpiaparabrisas funcionen. Cuando no se usan, la goma que está en los limpiaparabrisas se pone seca y quebradiza, lo que impedirá una visión correcta en caso necesitar usarlos. 

 

  • Lava tu auto con frecuencia. La exposición a ciertos elementos por largos períodos de tiempo puede pasarle la cuenta a las terminaciones de tu auto. Ten cuidado con dónde lo estaciones. Las gotas de savia de algunos árboles, que es pegajosa, y el excremento de pájaros pueden causar daños significativos, especialmente si la pintura está caliente. Además, la exposición a la nieve y la sal en climas fríos pueden causar estragos en la carrocería. La mejor solución es el lavado a mano, con un detergente suave y una esponja separada para las ruedas y neumáticos. 

 

Fuentes:

https://www.usatoday.com/in-depth/news/2020/06/29/covid-19-five-maintenance-tips-your-car/3281603001/

https://www.businessinsider.com/13-expert-tips-keep-car-running-smoothly-while-it-sits-2020-4

https://www.consumerreports.org/car-maintenance/car-care-and-maintenance-during-the-coronavirus-covid-19/

https://www.foxla.com/news/not-driving-as-much-experts-share-tips-to-maintain-your-car-while-in-quarantine

El presente material no está destinado a proporcionar asesoría legal y/o de cualquier otra índole en relación con cualquiera de los temas mencionados, ya que se destina únicamente para fines informativos. Para cualquier duda legal o técnica, se deberá consultar a un asesor legal u otros expertos con conocimiento en materia legal o técnica. Chubb es el nombre comercial que se utiliza para referirse a las subsidiarias de Chubb Limited que proveen seguros y servicios relacionados. Para obtener la lista de subsidiarias consulte en el sitio web https://www.chubb.com/mx-es/ Los seguros son proporcionados por Chubb Seguros México S.A. sujetos a términos y condiciones. Es posible que no todos los productos estén disponibles en todos los estados. Esta comunicación únicamente contiene resúmenes de los productos de Chubb Seguros México, S.A. los cuales están disponible en https://www.chubb.com/mx-es/condiciones-generales.aspx. La cobertura está sujeta al lenguaje en que las pólizas fueron emitidas. El Seguro de líneas excedentes solo se vende a través de personas con licencia para comercializarlo. Chubb, Av. Paseo de la Reforma No. 250, Torre Niza Piso 15, Colonia Juárez, Ayuntamiento Cuauhtémoc, C.P. 06600, Ciudad de México.