skip to main content

Cuando nos dirigimos al trabajo todos los días, un resbalón y caída es probablemente lo último que tenemos en mente, pero son de hecho mucho más comunes de lo que pensamos. De acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo, a diario ocurren cerca de 868 mil accidentes de trabajo, de los cuales 1,100 suceden en México.

  1. Estadísticas de Riesgo
  2. Los zapatos
  3. Escaleras
  4. Escaleras mecánicas
  5. Estacionamiento
  6. Pasarelas
  7. Zonas en remodelación o limpieza

De acuerdo con la Ley Federal del Trabajo, en su Artículo 474, “un Accidente de Trabajo es toda lesión orgánica o perturbación funcional, inmediata o posterior, la muerte o la desaparición derivada de un acto delincuencial, producida repentinamente en ejercicio o con motivo del trabajo, cualesquiera que sean el lugar y el tiempo en que se preste. Quedan incluidos en la definición anterior los accidentes que se produzcan al trasladarse el trabajador directamente de su domicilio al lugar del trabajo y de éste a aquél”.

Por ello, las empresas y organizaciones deben contar con un programa formal de prevención de resbalones, tropiezos y caídas, pero también hay una serie de pasos que se pueden seguir para asegurarse que este tipo de accidentes no ocurran. La misma Ley Federal del Trabajo contempla que el patrón es el responsable de la seguridad e higiene y de la prevención de los riesgos en el trabajo; sin embargo, también es obligación de los trabajadores observar las medidas preventivas de seguridad e higiene.

En la mayoría de los casos, los accidentes de trabajo suceden debido a las condiciones peligrosas que existen en los equipos, herramientas de trabajo e instalaciones, así como por actos inseguros de los mismos trabajadores al realizar sus actividades. En el caso de las caídas, pueden involucrar desde prisa o moverse apresuradamente, no poner atención por donde se pasa ya sea por falta de orden y limpieza, o por malas condiciones de ciertas instalaciones, como pueden ser las escaleras.

Estadísticas de Riesgo

De acuerdo con las estadísticas de Riesgos de trabajo registrados en el Instituto Mexicano del Seguro Social del 2008 al 2018, en promedio ocurren 527,802 riesgos de trabajo por año, distribuidos en accidentes de trabajo, accidentes en trayecto y enfermedades de trabajo. De esta forma, se puede decir que en promedio ocurren 1,446 riesgos de trabajo por día en todo el territorio nacional.

Por todo ello, debemos observar y poner atención en los siguientes puntos, para evitar riesgos de resbalones y caídas, de acuerdo con los ingenieros de riesgos:

Los zapatos

Los zapatos que usas en el trabajo pueden desempeñar un rol importante en la prevención de accidentes por resbalones y caídas. Elige siempre un calzado que sea compatible con las superficies del piso en tu lugar de trabajo.

En muchas ocasiones, basta simplemente con tener zapatos abiertos o de tacón, para que se incrementen las posibilidades de tener alguna caída en instalaciones y zonas sin riesgos en una oficina, por lo que se debe tener mucha precaución cuando circulamos dentro de ella.

Escaleras

Las escaleras son un punto muy importante en cuestión de riesgos de caídas y accidentes de trabajo. Son varias las condiciones que contribuyen a que pueda aumentar la probabilidad de tener un accidente, por lo que es necesario prevenirlas:

  • Dar pasos irregulares. Es decir, caminar rápidamente para subir o bajar por ellas, lo que puede originar un traspié, lo que puede causar una caída larga e incluso muy peligrosa.
  • Mala iluminación o no encender la luz cuando se recorre esta zona de la oficina. Al no observar por donde se camina, es posible chocar con las paredes, escalones u objetos.
  • Objetos dejados en los peldaños. En este caso, es muy importante contar con limpieza e higiene en esta zona, ya que cualquier artículo, así sea muy pequeño, como unas llaves o piedra, pueden ocasionar un resbalón.
  • Pasamanos inadecuados o averiados. Las empresas y organizaciones deben estar muy al pendiente de contar con instalaciones en buenas condiciones, por ello si observas algún problema en ellas, se debe avisar a Recursos Humanos.

Para prevenir cualquier accidente, debes asegurarte de tomar siempre tu tiempo al subir o bajar los peldaños de una escalera, también es muy importante caminar con calma, y tener cuidado si observas cualquiera de las señales mencionadas anteriormente.

Incluso cuando está sucediendo un temblor o sismo, es de vital importancia guardar la calma, salir serenamente de tu lugar de trabajo, observando que no existan tumultos y bajar las escaleras fijándose como vas dando pasos firmes sin empujar a las personas que van delante de ti.

Escaleras mecánicas

Los peldaños de las escaleras mecánicas no tienen la altura correcta para caminar normalmente por ellas, lo que aumenta el riesgo de resbalones, tropiezos o caídas. Para prevenir alguna caída, es mejor no usar las escaleras mecánicas cuando no estén en funcionamiento y mejor tomar una opción distinta para subir o bajar de nivel del edificio en el que te encuentres, como puede ser un elevador o las escaleras comunes.

Estacionamiento

Los estacionamientos son otro punto de atención para prevenir accidentes, ya que regularmente presentan una menor iluminación, cuentan con superficies más lisas, o presentan instalaciones que pueden presentar obstáculos al caminar, como pavimentos con desniveles. Además, al ser un lugar pensado para la circulación de automóviles, se debe tener mucho más cuidado para evitar algún atropellamiento, incluso considerar las siguientes precauciones:

  • Permanecer alerta, no usar audífonos y no hablar por teléfono móvil o estar enviando mensajes de texto.
  • Revisar que el camino por el que circulamos no tenga manchas de aceite o esté mojado, ya que puede causar un resbalón.
  • Se sugiere caminar por el centro de las aceras, o por las zonas bien iluminadas, para no perder de vista ningún posible obstáculo.
  • Revisar que no se encuentre en circulación algún auto, siempre se debe proceder con un alto grado de precaución.

Pasarelas

  • Las pasarelas de las escaleras pueden agrietarse debido a superficies de asentamiento, daños por tormentas o la acción de las raíces de los árboles. También es posible que acumulen charcos o se oxiden, si están en la intemperie.
  • Sé especialmente cauteloso al caminar afuera cuando hay mal tiempo, y avisa a las autoridades del edificio si ves algún peligro, para que puedan tomar medidas al respecto.

Zonas en remodelación o limpieza

Por último, una de las acciones más básicas es estar atentos a las áreas de construcción o remodelación, ya que por su naturaleza, presentarán objetos, huecos, grietas y desniveles que pueden causar una caída. En este mismo caso, se presentan las zonas que se están limpiando, y que en muchas oficinas son marcadas con ayudas visuales, y símbolos que pueden avisarnos para caminar con cuidado o evitar la zona.

Son muchos los riesgos que se pueden presentar al caminar por oficinas, o las instalaciones que las rodean. Por ello, es muy importante tomar las medidas de prevención y precaución necesarias, de tal forma que reduzcamos al mínimo cualquier posibilidad de caída o resbalón en nuestro centro de trabajo, y tomar esto como base para cualquier lugar en el que estemos, sobre todo en la calle y ambientes exteriores.

El presente material no está destinado a proporcionar asesoría legal y/o de cualquier otra índole en relación con cualquiera de los temas mencionados, ya que se destina únicamente para fines informativos. Para cualquier duda legal o técnica, se deberá consultar a un asesor legal u otros expertos con conocimiento en materia legal o técnica. Chubb es el nombre comercial que se utiliza para referirse a las subsidiarias de Chubb Limited que proveen seguros y servicios relacionados. Para obtener la lista de subsidiarias consulte en el sitio web https://www.chubb.com/mx-es/ Los seguros son proporcionados por Chubb Seguros México S.A. sujetos a términos y condiciones. Es posible que no todos los productos estén disponibles en todos los estados. Esta comunicación únicamente contiene resúmenes de los productos de Chubb Seguros México, S.A. los cuales están disponible en https://www.chubb.com/mx-es/condiciones-generales.aspx. La cobertura está sujeta al lenguaje en que las pólizas fueron emitidas. El Seguro de líneas excedentes solo se vende a través de personas con licencia para comercializarlo. Chubb, Av. Paseo de la Reforma No. 250, Torre Niza Piso 15, Colonia Juárez, Ayuntamiento Cuauhtémoc, C.P. 06600, Ciudad de México.