skip to main content

No hay nada mejor que la comida hecha en casa. Sin embargo, la cocina puede ser un lugar peligroso. Datos del estudio “Los accidentes como problema de Salud Pública en México” publicado por la Academia de Medicina de México, señala que el 70% de las quemaduras en niños y niñas ocurren en casa, la cocina es en un 47% el lugar donde más ocurren estas lesiones.

Descubre cuáles son los riesgos más comunes en la cocina y cómo puedes prevenirlos para evitar un accidente y proteger a tus seres queridos.

Carne poco cocida

Según datos del manual “Manejo higiénico de alimentos del Gobierno de México”, las temperaturas y tiempos mínimos a los que se debe cocinar los diferentes tipos de alimentos para eliminar cualquier posible germen son:

Aves y carnes rellenas, temperatura mínima 74°C durante 15 segundos, Pescados y demás alimentos, 63°C durante por lo menos 15 segundos y carnes de cerdo y carne molida a más de 69°C durante mínimo 15 segundos.

Para que no sufras alguna enfermedad causada por los microorganismos que comúnmente aparecen en la carne, recuerda que debes cocinarla de forma correcta, así protegerás a tu familia de una enfermedad.

 

Fuego en el microondas

Actualmente, prácticamente todos los hogares tienen un microondas. Muchas comidas pueden prepararse en ellos de manera más rápida y fácil que en un horno tradicional. Pero es importante asegurarse de no introducir algún metal dentro de ellos. Calentar metal dentro de un horno microondas puede causar chispas ya que las partículas de metal se aceleran, y pueden producir chispas que resulten en un incendio. 

 

Cortarte al rebanar o picar alimentos

El uso apropiado de los cuchillos en la cocina puede ayudarte a prevenir lesiones graves. Para evitar cortarte al preparar tus alimentos, procura realizar los cortes en superficies planas, manteniendo el cuchillo siempre paralelo a la superficie de trabajo. No permitas que los niños manipulen utensilios de cocina que tengan filo. De acuerdo con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), 9 de cada 10 accidentes en casa pueden prevenirse. 
 

slicing a bagel

 

Irritación en los ojos al picar alimentos… 

Gastronómicamente, el chile es el olor, color y sabor de muchos de los platillos de la cocina tradicional mexicana. Al cocinar, es común que se ocurran accidentes, como que te enchiles los ojos. Para prevenir esto, procura no tocarte la cara al cocinar, así como lavarte las manos con agua y jabón constantemente mientras preparas los alimentos, así evitarás una irritación y hasta una posible infección ocular.  

 

Contaminación cruzada

Asegúrate de mantener separados los alimentos dentro del refrigerador y de usar tablas de cortar y utensilios diferentes a la hora de manipularlos, así evitarás contaminar los alimentos listos para consumirse. 



Fuego causado por grasa o migas

Una cocina limpia es una cocina segura. No permitas que la grasa se acumule en los quemadores de tu cocina o dentro del horno, ya que esto puede provocar incendios. Es importante que limpies los aparatos eléctricos que utilices en la cocina, tales como: tostadora de pan, sandwichera, cafetera, batidora, licuadora etc., en forma periódica, además de desenchufar y reparar o reemplazar cualquier pieza que no esté funcionando de manera correcta. 

 

Resbalarse sobre algo derramado 

Puede que no sea fácil limpiar algo que se haya derramado en la cocina de manera inmediata, especialmente cuando estás en el medio de una preparación que requiere de mucha atención o están pasando muchas cosas al mismo tiempo (por ejemplo, algo está hirviendo, la mantequilla burbujea en el microondas, etc). Pero debes limpiar lo antes posible, para evitar caídas y resbalones.

 

 

En Chubb, sabemos que hasta los cocineros más experimentados pueden sufrir algún accidente en la cocina. Te invitamos a poner en práctica estas recomendaciones que te pueden ayudar para proteger a tus seres queridos al preparar los alimentos. Cuidar tu bienestar y el de tu familia siempre será lo más importante.