Para una experiencia óptima en el sitio, recomendamos utilizar un navegador diferente.
El uso de Internet Explorer puede impedirle acceder a Chubb.com y es posible que algunos recursos del sitio no funcionen como se esperaba.

X
skip to main content

¿Sabes qué es un Seguro de Riesgo Ambiental?

Te decimos porqué es necesario que empresas contraten un Seguro de Riesgo Ambiental

Actualmente, las empresas buscan incorporar a sus objetivos de negocio metas de sustentabilidad y cuidado del medioambiente. Para lograrlo, realizan diversas estrategias como optimizar las cadenas de suministro, implementar políticas de sustentabilidad o reciclaje, además de contratar un Seguro de Riesgo Ambiental Empresarial que les ofrezca un respaldo frente a posibles daños ambientales o de impacto a terceros.

¿Por qué es importante prevenir los Riesgos Ambientales?

Uno de los desafíos más complejos que enfrenta la sociedad y las organizaciones es generar un balance entre la preservación del medio ambiente y el desarrollo económico e industrial de un país. Tan sólo en 2020, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) señaló que el costo de la contaminación ambiental en el país fue equivalente al 4.5% de la producción económica nacional (PIB), es decir poco más de 1 billón de pesos.

Ante este panorama es importante que tu empresa implemente una cultura de prevención de riesgos y se pongan en marcha diferentes procesos como: la adopción de prácticas sustentables en sus cadenas de valor, supervisión constante del manejo de sustancias químicas, incorporar políticas internas alineadas a las normas, leyes y reglamentos de salubridad y protección ambiental del gobierno, entre otras medidas que permitan reducir el impacto ambiental de tu empresa.

En México, la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección del Medio Ambiente establece que las empresas que realicen obras o actividades con posibles riesgos al ambiente están obligadas a contar con un seguro que les ayude a prevenir, minimizar o reparar los daños ocasionados, así como a asumir los costos que pudieran generarse.

¿Cómo se determina el daño ambiental?

La Ley de Responsabilidad Medioambiental señala que pueden presentarse dos tipos de responsabilidades de daño ambiental:

  • Por un lado, las ocasionadas directamente por una empresa. Es decir, cuando la empresa daña la zona de forma accidental debido a un error o negligencia en las normas de construcción o de medio ambiente.
    Por ejemplo, si el personal de una constructora desecha materiales peligros en una zona indebida, tendrá que afrontar las consecuencias que esta acción genere, tanto al medioambiente como a la población local.
  • Por otro lado, las ocasionadas por accidentes que ocurren a pesar de que la empresa haya realizado un buen mantenimiento a la infraestructura y una supervisión adecuada, a causa de un desastre natural.
    Por ejemplo, una compañía siderúrgica que almacena sus desechos tal como lo establece la ley y que, a pesar de contar con todas las medidas sanitarías, sufre un daño en uno de sus contenedores a causa de un sismo, esto genera un derrame dentro de las instalaciones y en la zona aledaña. A pesar de no ser un error de la empresa, tendrá que remediar los daños ocasionados.

Es importante mencionar que las obligaciones que impone la ley no se limitan a revertir los impactos ambientales, también a adoptar medidas compensatorias para reparar todos los daños ocasionados, en caso de que el impacto sea mayor, se deberá proporcionar una indemnización equivalente a la pérdida.

¿Qué es una demanda por daños al medio ambiente?

Una demanda por daños al medio ambiente es una petición o solicitud presentada ante las autoridades competentes, para detener la actividad dañina y su posible continuación, reanudación, o agravación. En este contexto, la autoridad a la que se le demanden las medidas precautorias deberá valorar el posible daño, su peligrosidad, costo de reparación, y las posibles consecuencias por la continuidad de las operaciones o actividades causantes del daño, con el fin de dictar una resolución favorable al medio ambiente.

¿Cómo se realiza la reparación del daño en materia ambiental?

Cualquier empresa, pública o privada, puede enfrentar riesgos medioambientales, derivados de sus actividades u operaciones, tanto pasadas como futuras. La reparación del daño ambiental incluye la indemnización y compensación ambiental, y prevé medidas de remediación del daño. Dentro de estas medidas se incluyen las acciones de restauración, cuya finalidad es recuperar el estado que guardaba el medio ambiente antes del daño y medidas compensatorias.

¿Qué es un Seguro de Responsabilidad Ambiental?

Un Seguro de Riesgo Ambiental es una póliza que apoya a las compañías a cubrir los daños hacía el medio ambiente, derivados de sus operaciones o a causa de un daño ocasionado por un riesgo de la naturaleza, como un sismo o huracán. El Seguro de Riesgo Ambiental ofrece apoyo económico a tu empresa para realizar la limpieza y recuperación de los predios o materiales afectados, así como para indemnizar a terceros afectados.

Es importante conocer y evaluar los riesgos a los que se enfrenta tu empresa en el día a día, esto te permitirá contratar la cobertura más adecuada a las necesidades de protección de tu compañía. Es importante tener en cuenta que este tipo de pólizas son flexibles a las necesidades de cada empresa, ya seas un contratista, consultor, propietario o administrador de instalaciones, este seguro puede ayudarte a reparar los daños ambientales que puedan surgir.

¿Por qué contratar un Seguro de Riesgo Ambiental Empresarial?

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) señala que los giros industriales que más afectan el ambiente son la petroquímica básica, la química y la industria metalúrgica, en total pueden representar más de la mitad de la contaminación generada por el sector.

En materia de residuos peligrosos, las industrias química, metalúrgica y automotriz son los sectores industriales con mayor generación, les siguen la industria eléctrica y la de alimentos. Pero no sólo esas industrias, la SEMARNAT también indica que sectores como la minería, siderúrgica, industria del cuero, entre otras, contaminan de diversas maneras.

El Seguro de Riesgo Ambiental de Chubb, ampara la responsabilidad civil por contaminación, incluyendo daños materiales, personales o reclamaciones de terceros, por contaminación causada por el transporte de productos o residuos.

En Chubb cuentas con un socio con amplia experiencia y solidez financiera, así como con especialistas en ingeniería de riesgos comprometidos con identificar y asesorar los riesgos de cada cliente, para ofrecer una cobertura a la medida de sus necesidades de protección.

Visita en el sitio de Chubb, donde encontrarás más detalle de la cobertura de este seguro y los beneficios de adquirirlo. 

El presente material no está destinado a proporcionar asesoría legal y/o de cualquier otra índole en relación con cualquiera de los temas mencionados, ya que se destina únicamente para fines informativos. Para cualquier duda legal o técnica, se deberá consultar a un asesor legal u otros expertos con conocimiento en materia legal o técnica. Chubb es el nombre comercial que se utiliza para referirse a las subsidiarias de Chubb Limited que proveen seguros y servicios relacionados. Para obtener la lista de subsidiarias consulte en el sitio web https://www.chubb.com/mx-es/ Los seguros son proporcionados por Chubb Seguros México S.A. sujetos a términos y condiciones. Es posible que no todos los productos estén disponibles en todos los estados. Esta comunicación únicamente contiene resúmenes de los productos de Chubb Seguros México, S.A. los cuales están disponible en https://www.chubb.com/mx-es/condiciones-generales.aspx. La cobertura está sujeta al lenguaje en que las pólizas fueron emitidas. El Seguro de líneas excedentes solo se vende a través de personas con licencia para comercializarlo. Chubb, Av. Paseo de la Reforma No. 250, Torre Niza Piso 15, Colonia Juárez, Ayuntamiento Cuauhtémoc, C.P. 06600, Ciudad de México.