Para una experiencia óptima en el sitio, recomendamos utilizar un navegador diferente.
El uso de Internet Explorer puede impedirle acceder a Chubb.com y es posible que algunos recursos del sitio no funcionen como se esperaba.

X
skip to main content

Es probable que las calderas, los sistemas HVAC y los recipientes presurizados no sean las partes más atractivas de tus operaciones comerciales. Y, como suelen no estar a la vista, estos también tienden a ser olvidados.

Pero cualquier edificio, ya sea una planta de fabricación, un edificio de oficinas, una escuela o un hospital, depende de equipos de calefacción y refrigeración para mantener cómodos a sus ocupantes. Muchas actividades de producción y almacenamiento dependen de procesos de temperatura controlada o de recipientes presurizados para contener y/o transferir productos químicos líquidos o gaseosos de forma segura.

Las fallas de cualquiera de estos sistemas pueden causar destrucción; cierre de instalaciones; pérdida prolongada de negocios; y accidentes trágicos, incluso fatales, como fue el caso cuando la explosión de una caldera en una empresa de cajas en St. Louis dañó tres edificios y cobró varias vidas.

Los incidentes catastróficos se pueden prevenir si se comprenden los riesgos y se toman medidas para mitigarlos.

¿Por qué el mantenimiento inadecuado de calderas y recipientes presurizados presenta tanto riesgo?

 

Hay una serie de factores que hacen que los sistemas de construcción sean un tema de preocupación para la seguridad.

 

  • Energía contenida. Ya sea en forma de agua caliente, vapor, aire comprimido u otros gases (incluidos los productos químicos peligrosos), las calderas, los sistemas HVAC y los recipientes presurizados contienen algún tipo de energía almacenada. En caso de falla del sistema, la fuerza de esta energía puede ser traicionera. Considere que un tanque de aire de 50 galones a 125 libras por pulgada cuadrada (psi) de presión contiene 159.000 pies/libras de energía. Si ese recipiente se rompe repentinamente, el gas que se escapa puede dar un golpetazo peligroso.
  • Gas monóxido de carbono (CO2). Un producto de desecho del proceso de quema de combustible de la caldera, el CO2 de la combustión defectuosa o ventilación inadecuada es la causa de 50,000 (cincuenta mil) visitas a la sala de emergencia y al menos 430 muertes anualmente.1
  • Riesgos prácticos. En la mayoría de los casos, el personal de las instalaciones no es experto en sistemas de construcción y, por lo tanto, puede ser propenso a sufrir accidentes como quemaduras químicas, descargas eléctricas o caídas mientras realiza el mantenimiento. Hay un promedio de 128 muertes de trabajadores al año debido a peligros relacionados con espacios restringidos, como el calor excesivo o la inhalación de productos químicos peligrosos.2
  • Las inspecciones no revelan todos los problemas. Las inspecciones jurisdiccionales exigidas por el estado varían en alcance, por lo que existe la posibilidad de que algunas partes del sistema no estén cubiertas por los parámetros de inspección locales. Con tantas dinámicas involucradas en la seguridad de los equipos de construcción, el National Board of Boiler and Pressure Vessel Inspectors (NBBI) reconoce que simplemente "pasar la inspección" es una estrategia insuficiente para prevenir desastres.

 

¿Qué tipos de averías de equipos debo tener en cuenta mi empresa?

 

Casi el 10% de las inspecciones de calderas o recipientes presurizados descubren fallas en alguna parte del sistema, y eso probablemente subestima los riesgos generales del equipo del edificio.

Las áreas de preocupación más comunes incluyen:

 

  • Unidad principal de caldera o recipiente presurizado. Los problemas suelen estar relacionados con la antigüedad del sistema, el rendimiento que ha tenido a lo largo de su vida útil y la calidad y frecuencia del mantenimiento regular.
  • Dispositivos de alivio de presión. Estos incluyen la válvula de alivio de sobrepresión, la válvula de seguridad, la válvula de alivio de temperatura y presión y el disco de ruptura y son propensos a la corrosión, fugas y daños físicos.
  • Burner management system (BMS). El “cerebro” de la caldera, el BMS, controla la secuencia de encendido, funcionamiento y apagado del quemador. Un cableado defectuoso o en malas condiciones puede causar problemas.
  • Controles de presión y temperatura. Estos deben estar cableados correctamente, estar cubiertos in situ y no mostrar signos de deterioro.
  • Controles de nivel y caudal de agua. El sedimento fangoso es una señal de que están bloqueados y la corrosión indica una fuga.
  • Trenes de Combustible. Diseñados para regular el flujo de combustible a la caldera, los trenes de combustible generalmente están excluidos de los requisitos jurisdiccionales de inspección de calderas; sin embargo, donde se inspeccionan, tienen un alto porcentaje de violaciones.

 

¿Cómo puedo prevenir fallas en el equipo?

 

Los sistemas de construcción inevitablemente envejecen, se corroen y se deterioran. Pero la vigilancia y el mantenimiento pueden minimizar las averías peligrosas de calderas, HVAC o recipientes presurizados.

 

  • Realice inspecciones visuales periódicas. Muchos problemas de deterioro o corrosión serán obvios en recipientes, válvulas, cableado y controles.
  • Adopte tecnologías de pruebas predictivas. Por ejemplo, la termografía infrarroja puede detectar deficiencias eléctricas (o “zonas conflictivas”) que no son visibles y pueden provocar incendios. Chubb Risk Engineering Services mantiene su propia red de termógrafos y equipos infrarrojos certificados por la industria.
  • Programe el mantenimiento periódico de los equipos y las reparaciones de las calderas. El mantenimiento adecuado prolongará la vida útil de su equipo y garantizará una seguridad óptima del sistema.
  • Respete los procedimientos adecuados durante el arranque y el apagado. Hay una alta incidencia de percances cuando los sistemas se inician y se apagan, por lo que se debe tener mucho cuidado.
  • Desarrolle un plan de reemplazo. Las actualizaciones de los controles y dispositivos de seguridad pueden prolongar la vida útil del sistema. Y como ninguna caldera, sistema HVAC o recipiente presurizado dura para siempre, asegúrese de que su negocio esté preparado financieramente para reemplazar equipos clave.
  • Asegúrese de que sus inspecciones jurisdiccionales sean realizadas por una agencia aprobada. Al servicio de nuestros clientes, Chubb es una Agencia de Inspección Autorizada (AIA) acreditada con la NBBI y nuestros ingenieros de riesgo especializados en averías de equipos están autorizados para realizar inspecciones jurisdiccionales de calderas y recipientes presurizados en toda América del Norte.

 

Consulte con su inspector jurisdiccional siempre que tenga dificultades con su caldera o recipiente presurizado”.

La concientización, el mantenimiento adecuado, las inspecciones periódicas y contar con expertos entre su personal pueden ayudar a mantener los sistemas en funcionamiento, prolongar la vida útil de su equipo, proporcionar una red de seguridad financiera en caso de que suceda lo peor y evitar una tragedia.

Los especialistas en ingeniería de riesgos de Chubb están capacitados para identificar y ayudar a mitigar los posibles factores de riesgo de calderas, HVAC o recipientes presurizados que están asociados con una amplia gama de industrias y segmentos de mercado, así como para permitir los esfuerzos de restauración y recuperación.

El material presentado en este documento no está destinado a proporcionar asesoramiento legal u otro tipo de asesoramiento experto en relación con ninguno de los temas mencionados, puesto que tiene como finalidad únicamente, la presentación de información general. 

2020 Chubb Group. Productos ofrecidos por una o más de las Compañías del Grupo Chubb. Los productos ofrecidos no se encuentran disponibles en todas las jurisdicciones. Los derechos sobre la marca comercial  “Chubb”, su logotipo, y demás marcas relacionadas, son de propiedad de Chubb Limited. 

“Defensor del Consumidor Financiero: Estudio Jurídico Ustáriz Abogados Ltda. Defensor Principal: José Federico Ustáriz González. Defensor Suplente: Luis Humberto Ustáriz González. Dirección: Carrera 11A # 96 - 51 Oficina 203 Edificio Oficity. Bogotá D.C. Teléfono: (57)(1) 6108161 Fax:(57)(1)6108164.  Bogotá-Colombia  Correo  electrónico:  defensoriachubb@ustarizabogados.com  Página Web:   https://www.ustarizabogados.com”.-1600.