Para una experiencia óptima en el sitio, recomendamos utilizar un navegador diferente.
El uso de Internet Explorer puede impedirle acceder a Chubb.com y es posible que algunos recursos del sitio no funcionen como se esperaba.

X
skip to main content

Conoce qué es la Cultura Organizacional y cómo puedes implementarla en tu Empresa. 

El éxito de una Empresa no viene solo, tiene una base en la Cultura Organizacional y es un trabajo que debes realizar todos los días en cada uno de los eslabones que conforman tu Empresa.

Cada una de las Empresas tiene un ADN, una identidad que se crea a partir de una serie de normas y valores, que se convierten en los pilares fundamentales para una compañía fuerte y sólida. De esta forma lograrás que tus colaboradores integren una comunidad que se convierta en un equipo exitoso y que, además, se refleje al exterior.

 

¿Qué es la Cultura Organizacional de una Empresa?

¿Cuáles son los elementos de la Cultura Organizacional de una Empresa?

¿Cómo se forma la Cultura Organizacional de una Empresa?

¿Cuáles son los tipos de Cultura Organizacional?

¿Cómo influye la Cultura Organizacional en las Empresas?

¿Qué riesgos hay para las Empresas?

 

¿Qué es la Cultura Organizacional de una Empresa?

Uno de los eslabones más importantes para establecer y lograr objetivos comunes son los líderes dentro de tu Empresa: Directivos y Administradores que apoyan a centrar los valores y competencias de las Empresas para impulsar el crecimiento profesional continuo en cada una de las personas que trabajan en tu equipo y que los motivan a dar lo mejor de sí para alcanzar el éxito conjunto.

La importancia de la Cultura Organizacional radica en que es la cara de tu Empresa, es decir, desde dentro forma la imagen que quieras proyectar hacia los clientes, proveedores o la competencia. Son los valores reconocidos y exteriorizados que generan el valor de tu Empresa.

El camino hacia una buena Cultura Organizacional inicia cuando se detectan las prácticas que, a primera vista, generan valor en el proceso de gestión de tu compañía. Sin embargo, hay que realizar un examen de conciencia sobre estas prácticas para descartar las que no aportan al cumplimiento de los objetivos y las metas que has fijado para tu empresa.

El trabajo para cualquier Empresa está en materializar los lineamientos sobre los que los Directivos y Administradores deben conducirse a lo largo de las cadenas de mando. Por ello, es importante establecer las bases sobre las cuales se construye una Cultura Organizacional.

 

¿Cuáles son los elementos de la Cultura Organizacional de una Empresa?

La Cultura Organizacional es la personalidad de tu empresa y una vez que tienes las bases para desarrollarla, debes establecer estos puntos para una implementación exitosa.

La identidad: Es la conjunción de los valores de tu Empresa. Esto es la base sobre la cual construirás la Cultura Organizacional, y que debe delimitar las metas y los objetivos a lograr.

El control: Establecer sistemas, procesos y protocolos de control para conocer lo que ocurre al interior de tu Empresa. Esto da paso a la mejora continua de la ética entre colaboradores y los directivos, que, en los mejores casos, logran trastocar las acciones que se realizan con proveedores, prestadores de servicios o clientes.

Estructura de jerarquías: Se trata de establecer una estructura en la cual se conozca a los responsables de tomar decisiones y quiénes les reportan directa o indirectamente.

Organización: Establecer reuniones, grupos de trabajo o informes de desempeño ayuda a la construcción de la Cultura Corporativa.

 

¿Cómo se forma la Cultura Organizacional de la Empresa?

Para establecer exitosamente la Cultura Organizacional de tu empresa debes considerar los siguientes pasos:

 

Hacer equipo. El primer paso es integrar un equipo que se encargará de la toma de decisiones. Lo ideal es que este grupo de directivos y personal de alta dirección formen parte de la empresa y conozcan las actividades que se realizan en las diferentes áreas de trabajo.

Establecer metas. El primer trabajo del equipo será determinar los objetivos que los llevarán al éxito en cada una de las actividades que se desarrollan en la empresa.

Evaluar tu Empresa. Para mejorar, lo primero es tener conocimiento de la situación en la que está la organización y para ello hay que identificar cuáles de las normativas funcionan y cuales se pueden mejorar. Este análisis debe identificar las fortalezas y debilidades para desarrollar una estrategia para la nueva Cultura Organizacional.

Definir la cultura deseada. Antes de llegar a la meta, hay que determinar cuál es la Cultura Organizacional deseada para reflejar la misión, visión, valores de tu Empresa. Esta debe ser compartida con todos los colaboradores.

Escuchar. Para determinar la cultura, y aunque hay un grupo de Directivos y Administradores que lideran el proyecto, es importante escuchar las inquietudes de todos tus colaboradores, pues son pieza importante en la ejecución. 

Una Cultura Organizacional bien definida ofrece diversos beneficios a tu Empresa, como:

  • Mejora el clima laboral.
  • Promueve el trabajo en equipo.
  • Sensibiliza a los colaboradores.
  • Disminuye el ausentismo laboral.
  • Genera mayor compromiso.
  • Los trabajadores son más eficientes.
  • Ayuda a mejorar las habilidades gerenciales de los jefes directos.
  • Promueve la innovación y creatividad.
  • Genera integración.
  • Mejora la Reputación Corporativa.

Una vez que se ha integrado y desarrollado una Cultura Organizacional, debes echar mano de las herramientas indispensables para mantener la Cultura Organizacional, con el afán de que esta estructura persevere y sea la línea sobre la que opten cada uno de tus colaboradores, Directivos y Administradores.

Desarrollar el sentido de pertenencia. Para que un colaborador se sienta parte importante de una Empresa debe ser escuchado y, para ello, es imprescindible que sienta la libertad de compartir ideas. Esto se desarrolla a través de la política de puertas abiertas. Es decir, que los líderes se mantengan cercanos y abiertos a la retroalimentación y el debate sano.

Crear transparencia. La transparencia en una Empresa es parte fundamental para la confianza. Para ello, tu organización debe ser abierta en compartir los planes con los empleados, lo cual se logra al establecer una comunicación eficiente.

Reconocer el trabajo. Si bien que los empleados tengan autonomía es relevante, siempre y cuando cumplan con los objetivos, reconocer su trabajo es fundamental para que generen lazos con tu Empresa.

Para que funcione la implementación de la Cultura Organizacional es importante comunicar a los colaboradores que es la columna vertebral de la Empresa y debe estar presente en cada una de las acciones que cada persona realiza.

 

¿Cuáles son los tipos de Cultura Organizacional?

Existen diversos modelos de Cultura Organizacional y lo más recomendable es apegarse a aquel que resulte similar a los valores de tu Empresa; que sea la más idónea para cumplir las metas que has delimitado. El psicólogo social Roger Harrison define cuatro modelos:

 

  1. Cultura de roles. Se basa en la estabilidad del orden y el control. En este modelo el cumplimiento estricto de las normas y reglas internas es la columna vertebral y, por ello, es común que se apliquen sanciones a quien las infringe. Se apega a los procesos, protocolos y procedimientos que has establecido para garantizar un funcionamiento correcto.
  2. Cultura de poder. En este modelo destaca la fuerza, la decisión y la determinación. Tiene como meta la competitividad Empresarial para destacar la posición de tu Empresa en el mercado.
  3. Cultura de logro. Aquí resaltan el éxito, el crecimiento y la distinción. Prioriza las metas a corto plazo y fomenta el ahorro de recursos, tanto materiales como humanos.
  4. Cultura de apoyo. Pon énfasis en el apoyo mutuo, la integración y los valores, así como en un sentimiento de comunidad. Esta cultura se centra en el desarrollo personal y profesional de tu equipo de trabajo.

 

¿Cómo influye la Cultura Organizacional en las Empresas?

El objetivo de una Cultura Organizacional es que cada empleado se sienta parte de ella, que sea un embajador y la difunda entre los compañeros para motivarlos a integrarse a los lineamientos y mantener la motivación para alcanzar mejores resultados y tendrá un impacto en toda la organización.

Los resultados de su implementación se perciben en todo momento y provoca una mayor y eficaz productividad con empleados contentos y tiene influencia para:

Generar valores y competencia.

Ubicar la comunicación como el pilar de la organización.

Otorgar visión a la organización.

Colocar el desarrollo profesional como eje de la Cultura Empresarial.

Propiciar un Clima Laboral saludable y colaborativo.

Empoderar el liderazgo y a la comunidad.

 

Establecer una Cultura Organizacional es apenas uno de los eslabones a cumplir, lo imprescindible es hacer que se mantenga en el tiempo. Para ello debes cerciorarte de que todos los miembros de la Empresa se apeguen a las normativas para cumplir los objetivos. Será necesario fortalecer los valores a través de hábitos, como actividades y talleres en los que se comuniquen de forma continua, para asegurar que los valores, actitudes y tradiciones sean compartidos por todos los colaboradores.

 

¿Qué riesgos enfrentan las Empresas aun con una Cultura Organizacional establecida?

 La Cultura Organizacional establece la manera en que la empresa y sus empleados se conducen dentro o fuera de la empresa para lograr sus objetivos. El equipo Directivo es el principal encargado de llevar a la empresa por el camino deseado, cada decisión que tomen puede impactar de forma positiva o negativa el negocio.

Que el equipo de Liderazgo de tu empresa se sienta seguro y protegido ante cualquier decisión que tome, es fundamental para mantener una buena Cultura Organizacional. Chubb Seguros México te ofrece un Seguro de Responsabilidad Civil Profesional, enfocado en proteger a los miembros del equipo de Directivos y Administradores de tu Empresa, ante riesgos derivados de la toma de decisiones administrativas y estratégicas.

El Seguro de Responsabilidad Civil D&O (Directors and Officers, por sus siglas en inglés) de Chubb, ofrece respaldo y asesoría ante demandas o reclamos que, debido a su jerarquía y funciones, pueda sufrir algún Directivo o Administrador de tu empresa. Este Seguro brinda apoyo legal y económico ante actos negligentes, errores y omisiones que puedan cometer Directores, Administradores y Funcionarios de tu empresa. Esta protección se extiende tanto a nuevas filiales como a consejeros y directivos retirados. Por ejemplo: en caso de que los accionistas de tu empresa demanden al consejo de administración, alegando una mala estrategia de inversión que resultó en la pérdida de valor en libros. Al demostrarse en juicio que no hubo mala fe, el Seguro de Responsabilidad Civil D&O cubre los gastos legales de los directores y Consejeros, así como los posibles perjuicios.  

Si quieres conocer más información sobre los alcances y coberturas del Seguro de Responsabilidad Civil D&O, acércate a un asesor especializado, quien te asesorará con gusto para proteger tu Empresa y su Equipo de Trabajo.

El presente material no está destinado a proporcionar asesoría legal y/o de cualquier otra índole en relación con cualquiera de los temas mencionados, ya que se destina únicamente para fines informativos. Para cualquier duda legal o técnica, se deberá consultar a un asesor legal u otros expertos con conocimiento en materia legal o técnica. Chubb es el nombre comercial que se utiliza para referirse a las subsidiarias de Chubb Limited que proveen seguros y servicios relacionados. Para obtener la lista de subsidiarias consulte en el sitio web https://www.chubb.com/mx-es/ Los seguros son proporcionados por Chubb Seguros México S.A. sujetos a términos y condiciones. Es posible que no todos los productos estén disponibles en todos los estados. Esta comunicación únicamente contiene resúmenes de los productos de Chubb Seguros México, S.A. los cuales están disponible en https://www.chubb.com/mx-es/condiciones-generales.aspx. La cobertura está sujeta al lenguaje en que las pólizas fueron emitidas. El Seguro de líneas excedentes solo se vende a través de personas con licencia para comercializarlo. Chubb, Av. Paseo de la Reforma No. 250, Torre Niza Piso 15, Colonia Juárez, Ayuntamiento Cuauhtémoc, C.P. 06600, Ciudad de México.