skip to main content

La fatiga ocular digital, también conocida como síndrome visual informático, se refiere a un grupo de problemas relacionados con los ojos y la vista que resultan del uso prolongado de una computadora, tableta, lector electrónico o teléfono celular. Como consecuencia de la pandemia, en Estados Unidos más de un tercio de las personas está trabajando más horas, incluido el 16% que trabaja más de 10 horas adicionales por semana, según la Encuesta sobre el trabajo desde casa de Chubb en 2020. Aún más notable, el 43% de los encuestados no había preparado su espacio de trabajo para adaptarse al tiempo adicional que dedican a trabajar desde casa.

A medida continuamos trabajando de forma remota, se pasan más horas frente a las pantallas, lo que provoca un aumento en los casos reportados de fatiga visual digital.
 

Causas y síntomas de la fatiga ocular

Según la Asociación Americana de Optometría (AOA), algunas de las causas más comunes de fatiga ocular digital incluyen:

  • Iluminación inadecuada
  • deslumbramiento en una pantalla
  • Distancia de visualización inadecuada
  • Mala postura
  • Problemas de visión no corregidos
  • Estar estresado o fatigado
  • Una combinación de lo anterior

Los grandes usuarios de pantallas que no toman precauciones pueden experimentar síntomas de fatiga ocular digital, que incluyen dolores de cabeza, visión borrosa, ojos secos y dolor de cuello y hombros, entre otras dolencias.

Cómo prevenir y aliviar la fatiga ocular

Anímate a tomar las siguientes medidas para mejorar tu comodidad visual:

  • Mantén una buena postura: ajusta la altura de la silla de tu escritorio de manera que los pies estén planos sobre el piso y tus brazos estén apoyados en tu escritorio o silla mientras escribes. (Lea nuestra Guía de ergonomía y seguridad para empleados que trabajan desde casa para obtener más detalles sobre cómo configurar tu espacio de trabajo).
  • Aumenta el tamaño del tipo de letra: aumentar el tamaño del tipo de letra en tu computadora puede ayudar a reducir parte del estrés en tus ojos y evitar una tensión innecesaria.
  • Descansa la vista: después de mirar una pantalla todo el día para trabajar, es importante que tus ojos tengan tiempo para descansar. Desconéctate por completo más tarde en la noche para leer o pasar tiempo con la familia.
  • Utiliza pantallas anti-brillo: las pantallas anti-brillo o los filtros de luz azul pueden reducir la cantidad de luz reflejada desde una pantalla. Muchos dispositivos ahora se venden con filtros de luz azul como elemento estándar, pero no está de más asegurarse de tenerlos.
  • Verifica los niveles de iluminación: estar expuesto a luz brillante mientras usas pantallas puede exacerbar los síntomas de fatiga ocular. Asegúrate de que tu luz ambiental no sea más brillante que tu pantalla.
  • Parpadea más: lo crea o no, el parpadeo juega un papel importante en la prevención de la fatiga ocular, ya que humedece los ojos y previene la sequedad y la irritación. Hacer ejercicio con parpadeos prolongados (cerrar los ojos de 2 a 4 segundos a la vez) no solo proporciona humedad adicional, sino que también ayuda a relajar los ojos.
eye check-up


Mantener la salud ocular

Así como te sometes a un chequeo físico o dental anualmente, es importante que te examines los ojos anualmente. Si usas anteojos, los chequeos te ayudarán a asegurarte de que su prescripción esté actualizada. Si no usas anteojos, se recomiendan exámenes de la vista regulares.

También es importante usar los anteojos adecuados para el trabajo, ya que no todos los anteojos recetados son iguales. Hablar con un optometrista te ayudará a determinar si podrías beneficiarte de unas gafas para computadora personalizadas diseñadas para un uso intensivo de la pantalla.

La fatiga ocular digital se ha convertido en una consecuencia indirecta de la pandemia de COVID-19. Seguir estas pautas te ayudará a evitar la fatiga ocular y mantenerte saludable y productivo, ya sea que trabajes desde la oficina o en casa.

El presente material no está destinado a proporcionar asesoría legal y/o de cualquier otra índole en relación con cualquiera de los temas mencionados, ya que se destina únicamente para fines informativos. Para cualquier duda legal o técnica, se deberá consultar a un asesor legal u otros expertos con conocimiento en materia legal o técnica. Chubb es el nombre comercial que se utiliza para referirse a las subsidiarias de Chubb Limited que proveen seguros y servicios relacionados. Para obtener la lista de subsidiarias consulte en el sitio web https://www.chubb.com/mx-es/ Los seguros son proporcionados por Chubb Seguros México S.A. sujetos a términos y condiciones. Es posible que no todos los productos estén disponibles en todos los estados. Esta comunicación únicamente contiene resúmenes de los productos de Chubb Seguros México, S.A. los cuales están disponible en https://www.chubb.com/mx-es/condiciones-generales.aspx. La cobertura está sujeta al lenguaje en que las pólizas fueron emitidas. El Seguro de líneas excedentes solo se vende a través de personas con licencia para comercializarlo. Chubb, Av. Paseo de la Reforma No. 250, Torre Niza Piso 15, Colonia Juárez, Ayuntamiento Cuauhtémoc, C.P. 06600, Ciudad de México.