Para una experiencia óptima en el sitio, recomendamos utilizar un navegador diferente.
El uso de Internet Explorer puede impedirle acceder a Chubb.com y es posible que algunos recursos del sitio no funcionen como se esperaba.

X
skip to main content

Las inundaciones son más comunes y causan más destrucción que ningún otro desastre natural alrededor del mundo. Pueden durar algunos días o bien ocurrir en apenas unos minutos, incluso en áreas que no son consideradas de riesgo para inundaciones.

Por eso, cuando estás pensado en los planes de continuidad de tu empresa, es sensato incluir un Plan de Emergencia para Inundaciones que pueda entregar los recursos necesarios para hacer frente a una situación de este tipo, proteger a tus empleados, ahorrar tiempo, reducir los daños a la propiedad y volver a levantar tu negocio.

Estos seis pasos te ayudarán a comenzar.

  1. Anticipa las posibles fuentes e impacto de una inundación

    Considera el clima local y los potenciales eventos climáticos, incluyendo la temporada del año en la que aumenta la probabilidad de una inundación. Averigua si en el área existen medidas de protección tales como tinas decantadoras para aluviones, diques o embalses; el alcance que podría tener una inundación en tu área (según las tasas de registro de inundaciones, que muestran, en promedio, su altura, profundidad y tiempo en el que el agua permanece en altura). También revisa qué impacto puede tener en tu negocio el hecho de carreteras o puentes cortados y estudia los sistemas de drenaje de tus instalaciones.

  2. Implementa medidas preventivas con anticipación.

    Para preparar a tu empresa ante la eventualidad de una inundación, guarda las llaves y los registros o documentos cruciales en lugares con mayor altura. Considera instalar muros protectores, cierres impermeables y sistemas de respaldo como bombas de agua eléctricas, generadores de electricidad y sistemas de iluminación a batería. Revisa las válvulas de las cañerías de agua y alcantarillado y aleja de las puertas y ventanas todo equipamiento vulnerable, materias primas y productos terminados.

  3. Establece un equipo de respuesta a emergencias

    Este equipo debiera tener claramente definidas sus responsabilidades y niveles de autoridad. Solo así podrán:

    • Identificar cuándo, cómo y dónde obtendrán información actualizada sobre inundaciones.
    • Determinar qué funciones de la empresa son las más cruciales y necesitarán recursos con rapidez.
    • Mantener listas con los contactos de personal clave, proveedores y clientes.
    • Ubicar planos de las instalaciones en los que se puedan ver claramente las salidas de emergencia, los sistemas de prevención de incendios, etc.
    bolsas de arena protegiendo la puerta
  4. Establece procedimientos de respuesta ante emergencias

    Trabaja con tu equipo de respuesta para crear un plan de emergencia que permita:

    • Comunicarse con los empleados, clientes, proveedores, funcionarios gubernamentales y medios de comunicación, con respecto a cómo la inundación está afectando tu negocio.
    • Proteger a los empleados de electrocutarse o afectar su salud por el contacto con aguas contaminadas. Si ocurre una inundación, hay que insistir en el uso de botas de goma, guantes impermeables y protección respiratoria. Ninguna parte del sistema eléctrico inundado será segura.
    • Confirmar que el edificio sea seguro. De ocurrir una inundación, contacta a profesionales que permitan verificar la estabilidad del edificio antes de entrar en él; luego inspecciona todo el equipamiento en busca de daños. Retira los materiales mojados y porosos y reemplaza los sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado que se hayan dañado, así como los calentadores de agua, válvulas de gas y cableado eléctrico.
    • Cerrar todo el equipamiento y servicios, y evacuar las instalaciones.
    • Entrenar a los empleados para asegurarse de que sepan qué hacer si ocurre una inundación. Entregarles información sobre seguridad, emergencias médicas y relocalización.
  5. Prueba y actualiza tu plan

    Revisa tus procedimientos de seguridad antes de que ocurra una inundación, para asegurar una respuesta rápida, segura y adecuada. Si llegase a ocurrir este desastre natural, actualiza a tu equipo de respuesta para emergencias con las lecciones que has aprendido.

También puedes proteger a tu empresa con un seguro de daños por agua. Tu asegurador puede ayudarte a encontrar el mejor plan para una posible inundación.

El presente material no está destinado a proporcionar asesoría legal y/o de cualquier otra índole en relación con cualquiera de los temas mencionados, ya que se destina únicamente para fines informativos. Para cualquier duda legal o técnica, se deberá consultar a un asesor legal u otros expertos con conocimiento en materia legal o técnica. Chubb es el nombre comercial que se utiliza para referirse a las subsidiarias de Chubb Limited que proveen seguros y servicios relacionados. Para obtener la lista de subsidiarias consulte en el sitio web https://www.chubb.com/mx-es/ Los seguros son proporcionados por Chubb Seguros México S.A. sujetos a términos y condiciones. Es posible que no todos los productos estén disponibles en todos los estados. Esta comunicación únicamente contiene resúmenes de los productos de Chubb Seguros México, S.A. los cuales están disponible en https://www.chubb.com/mx-es/condiciones-generales.aspx. La cobertura está sujeta al lenguaje en que las pólizas fueron emitidas. El Seguro de líneas excedentes solo se vende a través de personas con licencia para comercializarlo. Chubb, Av. Paseo de la Reforma No. 250, Torre Niza Piso 15, Colonia Juárez, Ayuntamiento Cuauhtémoc, C.P. 06600, Ciudad de México.