Para una experiencia óptima en el sitio, recomendamos utilizar un navegador diferente.
El uso de Internet Explorer puede impedirle acceder a Chubb.com y es posible que algunos recursos del sitio no funcionen como se esperaba.

X
skip to main content

¿Cuáles son los cambios a la ley del Seguro Social en México?

 

En diciembre de 2020 fue publicado el decreto por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Ley del Seguro Social y de la Ley de los Sistemas de Ahorro para el Retiro, con la finalidad de que los trabajadores puedan retirarse con menos semanas cotizadas y con una mejor pensión.

Esto tiene una serie de diferentes implicaciones para las empresas, ya que se han modificado las reglas sobre las pensiones de los trabajadores como las semanas de cotización y se incrementarán algunas aportaciones tanto por parte del estado como de las entidades patronales.  

Los cambios principales se observan de la siguiente forma:

 

Disminución del requisito de semanas de cotización para obtener una pensión. Anteriormente, para contar con el derecho a obtener una pensión por retiro era necesario que el trabajador tuviera 60 años cumplidos para cesantía en edad avanzada y 65 para vejez, así como 1,250 semanas de cotización.

En 2021, con la entrada en vigor de las modificaciones se requieren solo de 750 semanas y cada año se incrementará la solicitud en 25 para que poco a poco escalen, hasta que en 2031, el requisito de un empleado para obtener la pensión sea 1000 semanas de cotización.

Los trabajadores de mayor edad se verán beneficiados con esta medida, ya que el trabajo informal es muy elevado y muchas personas se ven impedidos de terminar con las semanas de cotización necesarias para obtener el beneficio de la pensión mínima garantizada.

 

Aumento de aportaciones para el retiro. Los cambios consideran un incremento en las aportaciones obligatorias totales para el retiro del 6.5% al 15% del salario base de cotización. Es decir, hasta el 2022 los trabajadores ahorrarán en su cuenta de Afore el 6.5% del salario, y a partir de 2023 esta aportación crecerá gradualmente hasta llegar al 15% en 2030.

Para las empresas, esto implica que las aportaciones patronales que antes representaban un 5.15% del salario base de cotización gradualmente crecerá y llegará hasta un 13.875% en 2030.

Por su parte, el Gobierno Federal aportará mensualmente una cantidad, por concepto de cuota social por cada día de salario cotizado para los trabajadores que ganen hasta cuatro veces la unidad de medida y actualización. Estos valores se renovarán cada trimestre de acuerdo con el Índice Nacional de Precios al Consumidor, en los meses de marzo, junio, septiembre y diciembre de cada año. Por último, la aportación de los trabajadores se mantuvo en 1.125%

 

Incremento de la pensión mínima garantizada. Con la modificación en el artículo 170 de la Ley de Seguro Social, se ha elevado el valor de la pensión de un promedio actual, de $4,160.21 pesos (representa 80% de un salario mínimo) a un valor promedio de $4,784.15 pesos, que se otorgará a las personas de acuerdo con su edad, semanas cotizadas y el salario base de dicha cotización.

Actualmente se considerarán también los mismos elementos de cotización que tengan los trabajadores que hayan estado también en el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), de acuerdo con el convenio de portabilidad que se tiene suscrito con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). De esta forma, se busca fortalecer la entrega de la pensión mínima garantizada de las personas que, cumpliendo los requisitos para obtener la pensión de retiro, cesantía en edad avanzada y vejez, no reúnan los recursos suficientes en su cuenta individual y que por ende no pueden contar con una pensión mayor.

Afores. Las modificaciones incluyen la adición al artículo 37 de la Ley de los Sistemas de Ahorro para el Retiro, para que las comisiones de las Administradoras de Fondos para el Retiro tengan un tope máximo, que la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (CONSAR) se encargará de evaluar cada año, ya que emitirá políticas y criterios para cumplir estándares internacionales, con relación al promedio de los cobros de comisiones en sistemas de contribución de otros países con el mismo esquema.

 

¿Cuándo entró en vigor la nueva Ley del Seguro Social?

 

La publicación que reforma las leyes mencionadas entró en vigor el 1 de enero de 2021. Ante esto, las compañías deben realizar un diagnóstico para conocer la situación actual de sus planes privados de pensiones, buscando un mecanismo para optimizar los recursos disponibles y minimizar los impactos derivados de esta reforma.

 

¿Qué más cambia para las empresas en Mexico?

 

Otro punto importante es que desde enero de 2021 entraron en vigor la reformas al Artículo 311 de la Ley Federal del Trabajo en materia de Teletrabajo o ‘home office’, que presentan modificaciones a las obligaciones tanto para empleadores como para trabajadores. Es un cambio importante ya que se reconoce formalmente el desempeño de las actividades remuneradas en lugares distintos al establecimiento de la empresa, y el hecho de que no se requiere de una presencia física en el centro de trabajo.

Las nuevas disposiciones se dan para las relaciones laborales que se desarrollen bajo la modalidad de teletrabajo en más del 40% del tiempo, en el domicilio elegido por el trabajador.

Las condiciones de trabajo a distancia deberán establecerse en un convenio por escrito y éste puede ser parte de un contrato colectivo si existe en la compañía, pactado por las partes. Cuenta con un principio de reversibilidad, esto es, la posibilidad de regresar a la modalidad presencial si no es conveniente. Asimismo, la Secretaría del Trabajo emitirá la Norma Oficial Mexicana (NOM) de cumplimiento obligatorio, para regular aspectos de seguridad y salud en esta modalidad a distancia. Entre las nuevas obligaciones para las empresas en la Ley Federal del Trabajo se encuentran:                                                                                                                                    

  •  Proporcionar, instalar y encargarse del mantenimiento de los equipos necesarios para el teletrabajo, como equipo de cómputo, impresoras, entre otros.
  • Recibir oportunamente el trabajo y pagar los salarios en la forma y fechas estipuladas.
  • Asumir los costos derivados del trabajo a través de la nueva modalidad, incluyendo el pago de servicios de telecomunicación y la parte proporcional de electricidad.
  • Implementar mecanismos que preserven la seguridad de la información y datos utilizados por las personas trabajadoras y respetar el derecho a la desconexión de las personas al término de la jornada laboral e inscribirlas al régimen obligatorio de la seguridad social.
  • Observar una perspectiva de género que permita conciliar la vida personal y la disponibilidad de las personas trabajadoras.

 

Los conceptos de responsabilidad incluidos en la Ley Federal del Trabajo

 

En la Ley Federal del Trabajo se observa que el concepto de responsabilidad, parte de la relación obrero-patronal. Como ejemplo, se encuentra el artículo 2º, en donde se mencionan varios requisitos para que un trabajo se considere digno:

  • Se respeta plenamente la dignidad humana del trabajador; no existe discriminación.
  • Se tiene acceso a la seguridad social y se percibe un salario remunerador.
  • Se recibe capacitación continua para el incremento de la productividad con beneficios compartidos.
  • Se cuenta con condiciones óptimas de seguridad e higiene para prevenir riesgos de trabajo.
  • Incluye el respeto irrestricto a los derechos colectivos de los trabajadores, como la libertad de asociación, autonomía, el derecho de huelga y de contratación colectiva.
  • Se tutela la igualdad sustantiva o de hecho de trabajadores y trabajadoras frente al patrón (…) que se logra eliminando la discriminación contra las mujeres que menoscaba o anula el reconocimiento, goce o ejercicio de sus derechos humanos y las libertades fundamentales en el ámbito laboral.

De tal forma, para una empresa el concepto de responsabilidad se establece al crear un escenario ideal que debe proveer como patrón, para que sus colaboradores puedan desarrollar sus actividades, y en el que cuenten con condiciones de seguridad, higiene, libertades y acceso a la seguridad social; al tiempo que estén libres de discriminación, hostigamiento y acoso sexual.

Asimismo, el marco normativo incluye la celebración de un contrato que regula la relación del trabajo, en la que se adquieren y definen las responsabilidades del trabajador para con el patrón y viceversa. En este sentido, para una compañía, uno de los puntos más importantes que observa la ley es sin duda el cuidado del trabajador y de su ambiente laboral

 

¿Cuáles son los seguros obligatorios para empresas?

 

Los seguros privados pueden ayudar a complementar las prestaciones que las empresas brindan a los trabajadores, para así proporcionar un beneficio de cobertura con respecto a las actividades que se realizan en ellas.

No hay una obligatoriedad de contar con seguros para las compañías, a menos de que se presenten ciertas circunstancias en las que sean necesarias coberturas que acompañen sus actividades y las amparen, sobre todo en materia de responsabilidad civil.

 

¿Cambian en algo las compensaciones de acuerdo con la Ley de Seguro Social?

 

A la Ley de Seguro Social se sumaron un par de artículos: el 286 G y el 286 I; en los que se explica sobre el sistema de profesionalización y desarrollo aplicable a los trabajadores de confianza.

En ellos se indica que el IMSS deberá “establecer las políticas y realizar las acciones necesarias para establecer un sistema de profesionalización y desarrollo con el fin de contar con un cuerpo permanente de expertos, calificado y especializado en las actividades y funciones que le corresponden”. Dicho personal, “podrá ser sujeto de estímulos con base en su desempeño en los términos que lo autorice el Consejo Técnico del IMSS, los cuales se sujetarán a los límites establecidos anualmente en el Presupuesto de Egresos de la Federación”.

Por otra parte, el Instituto también “diseñará y establecerá el sistema de compensación que servirá de base para determinar el pago de remuneraciones, prestaciones y estímulos en favor de los trabajadores de confianza, con el fin de mantener su competitividad en el mercado laboral”. De esta forma, el régimen específico, los procesos y demás características del sistema de profesionalización y desarrollo del personal al que se refiere, quedarán establecidos en el estatuto que al efecto apruebe el mismo consejo, por lo que habrá que esperar a que se publiquen año con año

 

Conclusión: nuevas leyes con más responsabilidades para las empresas

 

Las reformas realizadas tanto a la Ley del Seguro Social y de la Ley de los Sistemas de Ahorro para el Retiro, ciertamente presentan cambios en favor del trabajador y brindan más peso a las aportaciones para el retiro por parte de las empresas, que incluso suma nuevas disposiciones de la Ley Federal del Trabajo para cuidar del trabajador en el esquema del ‘home office’.

Por estas razones, todas las compañías deben observar estas modificaciones desde el punto de vista de la responsabilidad social, para elevar las obligaciones al brindar el escenario ideal para la realización de actividades, así como del desarrollo de las personas.

Ante ello, una de las prioridades más importantes de las organizaciones empresariales será el cuidado de los trabajadores que las integran y se desenvuelven laboralmente a su interior, tanto en el corto y mediano plazo, por lo que se recomienda acercarse con expertos en materia laboral para asegurar del cumplimiento cabal de las nuevas disposiciones e integrar nuevas coberturas que brinden mayor seguridad a los colaboradores.

 

El material presentado en este documento no está destinado a proporcionar asesoramiento legal u otro tipo de asesoramiento experto en relación con ninguno de los temas mencionados, puesto que tiene como finalidad únicamente, la presentación de información general. 

2020 Chubb Group. Productos ofrecidos por una o más de las Compañías del Grupo Chubb. Los productos ofrecidos no se encuentran disponibles en todas las jurisdicciones. Los derechos sobre la marca comercial  “Chubb”, su logotipo, y demás marcas relacionadas, son de propiedad de Chubb Limited. 

“Defensor del Consumidor Financiero: Estudio Jurídico Ustáriz Abogados Ltda. Defensor Principal: José Federico Ustáriz González. Defensor Suplente: Luis Humberto Ustáriz González. Dirección: Carrera 11A # 96 - 51 Oficina 203 Edificio Oficity. Bogotá D.C. Teléfono: (57)(1) 6108161 Fax:(57)(1)6108164.  Bogotá-Colombia  Correo  electrónico:  defensoriachubb@ustarizabogados.com  Página Web:   https://www.ustarizabogados.com”.-1600.