Para una experiencia óptima en el sitio, recomendamos utilizar un navegador diferente.
El uso de Internet Explorer puede impedirle acceder a Chubb.com y es posible que algunos recursos del sitio no funcionen como se esperaba.

X
skip to main content

A nivel mundial, la telemedicina es una opción cada vez más solicitada para conectar a empleados con profesionales de la salud desde sus casas. 

 

Hoy, cuando los gobiernos invitan a los pacientes evitar ir a los hospitales y practicar la distancia social, ha surgido un interés aún mayor por usar servicios de telemedicina para obtener tratamiento remoto, fórmulas médicas o atención profesional durante la crisis del Covid-19.

La telemedicina puede entregar atención de salud rápida, conveniente y accesible para muchas personas en casos de lesiones o enfermedades. Las empresas también pueden mejorar su manejo de las demandas de compensación de los empleados —y potencialmente reducir costos—, siempre que sea ofrecida como una opción de tratamiento médico para los empleados.

 

Por telemedicina se entiende como la práctica de atender pacientes de manera remota, cuando el prestador de salud y el paciente no se encuentran físicamente. Un paciente en una localidad se puede conectar con un doctor, enfermera o cualquier otro prestador de salud, ubicado en otra localidad, a través de un teléfono inteligente, tablet o computador.

 

  • Disponibilidad. Los mejores servicios de telemedicina pueden conectar trabajadores con proveedores de salud 24/7/365. La telemedicina también permite tomar consultas con especialistas en zonas remotas.
  • Atención rápida y conveniente. La telemedicina permite que lesiones laborales menores sean rápidamente abordadas y muchas veces tratadas en el mismo lugar de trabajo. Los fisioterapeutas pueden entregar ejercicios posturales y monitorear el progreso de los procesos de rehabilitación e incluso controlar a los pacientes mientras están en sus trabajos.
  • Accesibilidad. Los costos de la telemedicina son significativamente más bajos que las consultas presenciales y las atenciones de urgencias en los hospitales. Junto con bajar directamente los costos de los tratamientos, la telemedicina ayuda a recucir atenciones de urgencia innecesarias y mejora la administración y precisión de las solicitudes de atención médica.
  • Rápida recuperación. La telemedicina puede poner a los trabajadores en una senda rápida hacia la recuperación. Un trabajador puede ser rápidamente tratado e involucrado en un plan de recuperación; puede que incluso no necesitar dejar el trabajo. Esta rápida recuperación también puede aumentar la productividad y acortar los tiempos de las licencias médicas o pagos compensatorios.
  • Seguridad. La telemedicina también puede ser una buena alternativa cuando no es seguro visitar a un médico en persona, las instalaciones físicas están cerradas o los servicios de salud están colapsados producto de algún incidente, como una pandemia.

Es importante tener en cuenta que la telemedicina puede no ser apropiada para lesiones graves y no reemplaza la atención de urgencia. Además, algunos empleados pueden preferir recibir atención en una consulta médica o servicio de salud, incluso cuando la telemedicina es una opción. Y, en algunos otros casos, los abogados que representan trabajadores lesionados pueden no apoyar el uso de la telemedicina.

Si tu empresa decide considerar los servicios de la telemedicina para sus empleados, es importante escoger un proveedor que cumpla completamente con las leyes y regulaciones nacionales aplicables al concepto de telemedicina.

El material presentado en este documento no está destinado a proporcionar asesoramiento legal u otro tipo de asesoramiento experto en relación con ninguno de los temas mencionados, puesto que tiene como finalidad únicamente, la presentación de información general.

2021 Chubb Group. Productos ofrecidos por una o más de las Compañías del Grupo Chubb. Los productos ofrecidos no se encuentran disponibles en todas las jurisdicciones. Los derechos sobre la marca comercial  “Chubb”, su logotipo, y demás marcas relacionadas, son de propiedad de Chubb Limited.

“Defensor del Consumidor Financiero: Estudio Jurídico Ustáriz Abogados Ltda. Defensor Principal: José Federico Ustáriz González. Defensor Suplente: Luis Humberto Ustáriz González. Dirección: Carrera 11A # 96 - 51 Oficina 203 Edificio Oficity. Bogotá D.C. Teléfono: (57)(1) 6108161 Fax:(57)(1)6108164.  Bogotá-Colombia  Correo  electrónico:  defensoriachubb@ustarizabogados.com  Página Web: https://www.ustarizabogados.com”.