Para una experiencia óptima en el sitio, recomendamos utilizar un navegador diferente.
El uso de Internet Explorer puede impedirle acceder a Chubb.com y es posible que algunos recursos del sitio no funcionen como se esperaba.

X
skip to main content

Sillas, locales y oficinas vacías se vieron fueron el escenario principal durante el aislamiento por la pandemia COVID-19. No era para menos, el distanciamiento social se hizo obligatorio, y las empresas tuvieron que implementar, sin otra opción, el teletrabajo y proteger las instalaciones de la empresa.

Esta ausencia de personal hace que los riesgos relacionados con la propiedad puedan aumentar ya que las instalaciones quedan expuestas a sufrir incidentes como incendios y asaltos, además de la falta de mantenimiento.

 

En estas situaciones, también aumentan los riesgos para los pocos colaboradores que necesitan trasladarse al lugar de trabajo. Por lo tanto, se hace necesario la protección de las instalaciones de la empresa, hasta que las operaciones vuelvan a la normalidad, de acuerdo con la reactivación de los sectores económicos de Colombia.

Toma medidas para la protección de las instalaciones de tu empresa

 

Han sido  meses de cuarentena con toques de queda, cierres parciales, planes candados, ley seca, pico y cédula y todo tipo de medidas de aislamiento, que han hecho que las instalaciones de las compañías queden vacías.

Como esta situación, provocada por la pandemia, pueden suceder muchas más que ni sospechamos, por eso la necesidad de protegernos por todos los frentes. Aquí, te compartimos 6 consejos:

 

1. Piensa dos veces antes de reducir servicios: Si necesitas disminuir el personal, no olvides que es importante mantener suficiente gente disponible para hacer inspecciones regulares, monitorear la infraestructura crítica y asegurar una respuesta adecuada frente a emergencias. Además, los edificios desocupados pueden necesitar un aumento en el servicio de guardias de seguridad y algunos sistemas de protección contra incendios y la detección para filtraciones y escapes de agua.

 

2. Despeja algunos lugares y asegura los bienes valiosos: Despeja los techos y los terrenos del edificio, eliminando la vegetación, para minimizar los riesgos de incendio. Si es posible, remueve cualquier tipo de combustible que esté presente, ya sea en el interior o en el exterior de las instalaciones, y cierra todas las puertas interiores.

No olvides revisar que en el techo no haya desagües tapados o áreas con posibles filtraciones. Remueve todos los materiales de valor y asegúralos en lugares dedicados y controlados. Implementa medidas reforzadas de seguridad exterior.

 

3. Desmantela los equipos cuidadosamente: Para minimizar el riesgo de daños y asegurar la reapertura de las operaciones, lo mejor es continuar con las rutinas preventivas de mantenimiento y asegurarse que sean aptas cuando se comiencen de nuevo las operaciones.

 

4. Mantén los sistemas críticos funcionando: Rociadores, salidas de emergencia, sistemas y alarmas de detección de fuego o circuitos cerrados de televisión necesitan mantenimiento continuo.

Es especialmente importante que los mecanismos de seguridad claves —como los focos exteriores destinados a prevenir asaltos, las luces de emergencia o el equipo contra incendios— permanezcan en condiciones operativas, para que las personas encargadas de la primera respuesta puedan hacer su trabajo.

 

5. Actualiza el inventario: Todos los elementos y productos de la empresa no se pueden perder de vista, y menos en estas circunstancias. El monitoreo de los activos debe hacerse de manera estricta, el peligro de robo aumenta al no estar presentes en las instalaciones.

 

6. No olvides la higiene del lugar: En la medida posible, asegúrate que las labores de limpieza y control de plagas se mantengan. Es importante planificar y aplicar los protocolos de seguridad, con el fin de evitar cualquier eventualidad, como una falla en la infraestructura o la falta de personal.

Protocolos de bioseguridad para las empresas de Colombia

 

En Colombia después de meses de aislamiento, en septiembre se comenzó con la reapertura paulatina de la economía y, por lo tanto, el regreso a los lugares de trabajo.

A través del Decreto Legislativo 539 del 12 de abril de 2020 se asignó al Ministerio de Salud y Protección Social, la responsabilidad de determinar y expedir los protocolos de bioseguridad necesarios para cada actividad económica, con el fin de mitigar, controlar y realizar el adecuado manejo de la pandemia COVID-19.

Para este regreso las empresas deben cumplir con el siguiente protocolo:

 

  • La elaboración y adopción del protocolo con el apoyo de la ARL (Administradora de Riesgos Laborales) y de acuerdo con la actividad económica
  • Envío del protocolo a la autoridad competente (Gobierno local a través de sus secretarías municipales o distritales, en donde se otorga el permiso que habilita reactivar la empresa)
  • Con el permiso aprobado se procede con la reactivación de la empresa
  • La empresa adopta las medidas de bioseguridad y reactiva el negocio

 

Las medidas que se deben tener en cuenta para la protección de los colaboradores que regresan a sus lugares de trabajo son las siguientes:

  • Lavado de manos
  • Distanciamiento social
  • Uso de tapabocas
  • Adicional a estas medidas, se deben fortalecer:
  • Los procesos de limpieza y desinfección de elementos e insumos de uso habitual, superficies y equipos de uso frecuente
  • Tener un manejo adecuado de residuos, producto de la actividad o sector
  • El uso adecuado de los elementos de protección personal
  • Optimizar la ventilación del lugar y el cumplimiento de condiciones higiénico-sanitarias

 

El no poder volver a los lugares de trabajo durante el aislamiento, nos ha dejado una gran lección, la prevención ante los riesgos conocidos y desconocidos se hace indispensable. Muchas empresas tuvieron que cerrar de manera definitiva sus puertas, precisamente por no asegurarse ante los eventos fortuitos como el que estamos viviendo a causa de la pandemia.

¡Nunca estamos exentos de riesgos! Por eso Chubb, pensando en la seguridad de todas las compañías ofrece las pólizas más completas para su protección en medio de la ausencia del personal y el aumento exponencial de peligros con los Seguros para Pymes

Con la ausencia de los empleados en las instalaciones de trabajo, los riesgos a los que queda expuesto el establecimiento físico de la empresa aumentan exponencialmente. Ahora, no solo existe la preocupación por riesgos de salud sino por la seguridad del espacio físico. Es por esto, que es importante tomar medidas para la protección de tu empresa. 

El material presentado en este documento no está destinado a proporcionar asesoramiento legal u otro tipo de asesoramiento experto en relación con ninguno de los temas mencionados, puesto que tiene como finalidad únicamente, la presentación de información general.

2021 Chubb Group. Productos ofrecidos por una o más de las Compañías del Grupo Chubb. Los productos ofrecidos no se encuentran disponibles en todas las jurisdicciones. Los derechos sobre la marca comercial  “Chubb”, su logotipo, y demás marcas relacionadas, son de propiedad de Chubb Limited.

“Defensor del Consumidor Financiero: Estudio Jurídico Ustáriz Abogados Ltda. Defensor Principal: José Federico Ustáriz González. Defensor Suplente: Luis Humberto Ustáriz González. Dirección: Carrera 11A # 96 - 51 Oficina 203 Edificio Oficity. Bogotá D.C. Teléfono: (57)(1) 6108161 Fax:(57)(1)6108164.  Bogotá-Colombia  Correo  electrónico:  defensoriachubb@ustarizabogados.com  Página Web: https://www.ustarizabogados.com”.

Encuentra un agente

Lista de agentes que ofrecen productos y servicios de Chubb.

¿Tienes alguna pregunta?

Aquí estamos con la respuesta.