skip to main content

Los robos y asaltos a camiones de transportes en Chile ya no son situaciones esporádicas o únicamente de oportunidad; ni el tipo de carga se salva de ser un foco apetecible para delincuentes.

De acuerdo a estadísticas de la Confederación Nacional del Transporte de Carga de Chile, diariamente se roban 3 camiones, ilícitos que muchas veces involucran sólo la carga. Si multiplicamos esta cifra por los días que tiene un año, este simple ejercicio da como resultado más de 1.000 delitos al año. Incluso, ya se reconoce una ruta llamada “triángulo de las Bermudas” para referirse a la vía compuesta por San Antonio-Santiago-Valparaíso-Santiago y el cruce con Américo Vespucio por ser puntos conflictivos.

“Esta alza no sólo implica desafíos para los dueños de la carga en la selección de proveedores de transporte, sino también para la industria aseguradora, ya que el  aumento de ilícitos requiere desafíos mayores a la hora de analizar los riesgos, diseñar seguros a la medida de la dinámica de las operaciones y la incorporación de tecnologías que permitan cubrir los riesgos sin que esto implique gatillar el aumento de primas de seguros”, explica Carlos Mena, Gerente de Transportes de Chubb en Chile.

Seguros de Transporte de Carga

Pero, ¿qué incide en el aumento de los robos y asaltos a transportes? En general, la temporalidad de determinada mercancía. “El mejor ejemplo son los salmones, o las nueces, que cuando suben de precio, aumenta proporcionalmente la cantidad de asaltos a camiones que los transportan. Pasa mucho también con la electrónica, muy apetecida en el mercado negro”, dice el experto.    

“Ante a esta tendencia, la industria aseguradora tiene el gran desafío de hacer frente al riesgo, formando equipos con profesionales expertos en seguridad de logística en ruta”, explica Mena.  

Para lidiar con este fenómeno, el mercado de los seguros para transportes y los dueños de camiones están experimentando alianzas con expertos en seguridad, con nuevas empresas que están funcionando como proveedores externos de este aspecto crítico para la logística. “Lo que se asegura en este caso son los intereses, tanto del dueño de la carga como del transportista efectivo. Cuando se entrega un servicio de traslado o transporte,  los operadores de carga están asumiendo la responsabilidad por los bienes que les encomienda el cliente. Por lo tanto, lo que se está asegurando es el poder cumplir con mi obligación, con el cuidado de los bienes de los dueños de la carga”.

¿Qué cubre un seguro de transporte? Pérdidas o daños fortuitos propios del tránsito.

“Para el dueño de la carga cubre toda la logística de transporte y distribución, considerando por ejemplo todos los trayectos internacionales, aéreos o marítimos, y una vez que llegan a destino, la conexión final terrestre hasta que llegan a los depósitos de almacenamiento” explica el gerente de Chubb. Tras todo el proceso de inventario y pago de derechos de nacionalización de los bienes, la empresa comienza la distribución para la entrega a centros de consumo o cliente final. “Este proceso también es objeto de cobertura diseñada a la medida dentro de la póliza tomada por el dueño de la carga” agrega.

Conozca las coberturas