skip to main content

De acuerdo al “Balance 2018 y proyecciones 2019” de la Cámara Chilena de Construcción, se espera que la inversión en construcción este 2019 aumente un 4,6%, destacando principalmente la inversión en infraestructura privada.

 “Se ve confianza empresarial en el sector de la construcción, lo que se traduce en mayor inversión en proyectos. Lo estamos viendo en la industria aseguradora, porque además de confirmar que hay un buen panorama para obras pequeñas y medianas en lo que va de este año, ya estamos trabajando con proyectos de gran envergadura, situación que no se veía desde hace un tiempo” dice Hugo Andrade, Gerente de Propiedad & Responsabilidad Civil en Chile.

El experto de Chubb explica que “se trata de grandes proyectos principalmente relacionados con la minería. Asegurarlas implica retos bastante desafiantes porque no sólo hay que contar con solvencia económica, sino con una capacidad técnica y el expertise adecuado. Obras de estas dimensiones exigen coberturas más especializadas y el trabajo de equipos de suscriptores idóneos para ofrecer pólizas a la medida, acompañando las obras y promoviendo las medidas de prevención de accidentes, aplicando buenas prácticas y cumpliendo las normas técnicas.

 Este escenario de proyectos de alta cuantía también ha implicado la exigencia de otras coberturas como la de “pérdidas de beneficios anticipados” que opera desde obras medianas hasta las muy grandes. “Se trata de un seguro adicional que va de la mano con la cobertura Todo Riesgo Construcción y consiste en la protección ante un retraso en su entrega. Opera, por ejemplo, ante un daño provocado por un incendio, que genera demoras en el comienzo de las operaciones comerciales y que perjudica flujos económicos durante esos meses.

Nuevos desafíos en las coberturas para la construcción

 Este año ha aumentado la exigencia o demanda de otros seguros de forma transversal a cualquier tipo de obra. Uno de ellos es el de Responsabilidad Civil Profesional, que es una póliza que cubre errores u omisiones en los que se incurra durante el ejercicio de su profesión y que pueda derivar en una eventual demanda judicial.

 Este producto, en concreto, protege al contratista ante reclamaciones de terceros con relación al perjuicio causado en el desempeño de su actividad profesional de arquitectura e ingeniería. La póliza regularmente responde ante reclamaciones judiciales y extrajudiciales y contempla gastos de defensa e indemnización.

 “En proyectos pequeños y medianos, también estamos viendo la necesidad de esta póliza, que antes no se pedía tanto. Implica mayores desafíos, porque se trata de suscripciones más especializadas que requieren conocimiento de las funciones operativas de los profesionales involucrados en las obras. Vemos que los contratos cada vez las están incluyendo con mayor regularidad”, dice Hugo Andrade.

Seguros relacionados a proyectos de construcción 

Además de las ya descritas, Chubb ofrece otras coberturas que son habituales en el rubro. “Hay al menos tres seguros que cualquier empresa ligada a la construcción debiese tener, sin importar su tamaño o la cantidad de proyectos en su cartera”, explica Andrade.

 Responsabilidad Civil por daños a terceros: protege al promotor o al contratista frente a las reclamaciones de terceras personas que puedan sufrir daños materiales o daños personales derivados de la obra en construcción, por ejemplo, vecinos colindantes al proyecto, transeúntes o los propios trabajadores de la obra. “Tanto los gastos legales como las indemnizaciones correspondientes están cubiertos por esta póliza”, dice Andrade.

 Garantía: similar a la boleta que emiten los bancos para garantizar el cumplimiento de los contratos, y que para una empresa del rubro construcción resulta más conveniente, pues le permite tener líneas de endeudamiento disponibles para mayor capital de trabajo. “Básicamente, le permite al contratista hacer más obras”.

 Transporte: En caso de que la carga sufra algún problema al ser transportada, este seguro cubre los daños y perjuicios económicos que se siguen ante la eventual demora del inicio de un proyecto.

 Accidentes Personales: a través del producto Protección Financiera, cubre al asegurado en el pago de las indemnizaciones que un empleador deba asumir a consecuencia de reclamaciones o acciones legales que sus trabajadores puedan interponer en su contra, como consecuencia de accidentes que los afecten en el desempeño de la profesión.

Conozca las coberturas