Para una experiencia óptima en el sitio, recomendamos utilizar un navegador diferente.
El uso de Internet Explorer puede impedirle acceder a Chubb.com y es posible que algunos recursos del sitio no funcionen como se esperaba.

X
skip to main content

Este nuevo mundo digital paralelo abre oportunidades de inversión para muchas industrias. ¿Cómo y para qué podrían sumarse los seguros en un futuro próximo? 

El metaverso, que ya está siendo considerado como eje de “la quinta revolución industrial” y calificado como “el internet 3.0”, es un mundo en 3D, donde los usuarios interactúan a través de sus avatares, utilizando tecnologías de realidad virtual y realidad aumentada. En él conviven, en tiempo real, objetos e identidades, pero también derechos y pagos, tanto en moneda física como en criptomonedas, lo cual sin duda abre oportunidades para muchas industrias.

Se trata de un fenómeno que se ha acelerado en el contexto de la pandemia. Según Bloomberg, esta economía paralela estaría valorizada en 500 mil millones de dólares, cifra que promete dispararse en los próximos años. Ya están invirtiendo en ella compañías de diversos rubros, desde las esperables multinacionales tecnológicas (como Google o Microsoft) hasta Alibaba, Disney, Hyundai, Nike, LG y muchas productoras de contenido o entretenimiento que aplauden la posibilidad de contar con una nueva plataforma. Así, mientras la popular cantante Ariana Grande ya ha ofrecido conciertos en Fortnite, Disney anunció que está proyectando parques temáticos en este formato 3D. Y es sólo el comienzo.

 

¿Cómo y para qué podría sumarse la industria de seguros a esta tendencia?

 

Hace mucho tiempo que se recurre a pólizas para proteger bienes intangibles, como es el caso de la propiedad intelectual, las patentes y otros activos inmateriales. ¿Por qué no podría aplicarse la misma lógica para el mundo virtual? Si, como se informó públicamente y solo por dar un ejemplo, una persona pagó 450 mil dólares por un terreno en Snoopverse, el mundo virtual que el rapero Snoop Dogg está desarrollando dentro de The Sandbox, ¿no es razonable suponer que necesitará proteger ese patrimonio frente a ciber amenazas propias del mundo digital, como el hackeo o la suplantación de identidad?

Para muchos analistas, la entrada de los seguros a este mercado es sólo cosa de tiempo. En el medio español El Economista, por ejemplo, José Sánchez Mendoza apunta: “en el metaverso, las personas podrán desenvolverse en todos los roles productivos: trabajador, emprendedor, cliente, consumidor y, por supuesto, asegurado (…) Matrix ya está aquí, y busca póliza”.

Mientras tanto, informarse sobre esta tendencia y comprender sus posibles alcances ayudará a los agentes y brokers a estar más y mejor preparados para entrar en este nuevo mundo paralelo.