skip to main content

No hay nada mejor que un plato de comida casera. Sin embargo, la cocina puede ser un lugar peligroso. Según la National Fire Protection Association, entre 2010 y 2014, en Estados Unidos los bomberos respondieron cada año a más de 166 mil incendios provocados por equipamiento de cocina. Descubre cuáles son los percances más comunes en la cocina y cómo prevenirlos. Ahórrate una comida caótica ¡y costosos arreglos en tu casa!

Carne: cocción insuficiente

Seguramente no querrás hacerte un tártaro a menos que estés seguro de la calidad de la carne. Según el Center for Disease Control and Prevention, los cortes de vacuno, cerdo, ternera y cordero debieran ser cocinados a una temperatura interior de al menos 63°C, mientas que las carnes molidas de vacuno y cerdo, además de todas las aves, debieran cocinarse a 72°C, para eliminar gérmenes que podrían enfermarte.

Incendio en el microondas

Por estos días, prácticamente todas las casas tienen un horno microondas. Muchas comidas pueden prepararse ahí, de manera más rápida y fácil que en un horno convencional. Pero hay que asegurarse de no usar nada metálico, ya que esto puede causar chispas que puedan dar pie a un incendio en la cocina.

Cortar pan, cortarse la mano

Cortarse los dedos o partes de la mano haciendo algo tan simple como rebanar el pan es un fenómeno tan extendido que las BRIs (acrónimo médico en inglés, para referirse a heridas provocadas al cortar bagels) rankearon como la quinta actividad de cocina más peligrosa en 2011.1 Para evitar cortarse al cortar un pan redondo (y terminar en la sala de emergencia de una clínica u hospital, en vez de disfrutar tu pan), hay que ponerlo sobre una superficie plana, presionar con la palma de una mano, sujetar un cuchillo con filo ondulado y partir el pan de manera horizontal, con el cuchillo en forma paralela a la superficie de trabajo.

Cuando el ají hace arder los ojos

Los aceites naturales del ají o chile pueden no causar daño en los ojos, pero ¡vaya que arden! Para prevenir que caigan en tus ojos, usa guantes de goma al cortarlos y manipularlos o cubre tus manos con aceite vegetal antes de picarlos.

Contaminación cruzada de alimentos

¿Pediste comida a domicilio? Ten cuidado de que alimentos como el aguacate o la lechuga no se contaminen con gérmenes que puedan estar presentes en el resto de los alimentos que hay en el refrigerador, particularmente los huevos o el pollo y los pescados crudos. Es importante mantenerlos en bandejas separadas dentro del refrigerador, pero también usar diferentes tablas para picar y cuchillos a la hora de manipularlos.

El fuego puede comenzar con migas o grasa

Una cocina limpia es una cocina segura. No dejes que la grasa se acumule dentro del horno o en los quemadores de la cocina, ya que esto puede iniciar un fuego. Bota las migas de pan o queques, limpia la tostadora eléctrica de vez en cuando y también el horno. También es importante desenchufar y reparar o reemplazar cualquier aparto que no esté funcionando de manera apropiada.

Resbalarse sobre algo que se derramó… y quedó olvidado

Limpiar algo que se derramó de manera inmediata no siempre es fácil, especialmente cuando estás justo en medio de la preparación de una receta o hay otras cosas sucediendo en la cocina: agua hirviendo en la cocina, mantequilla burbujeando en el microondas, etcétera. Pero hacerlo es importante, para evitar que tú, alguien de tu familia o algún invitado se resbale y se caiga.

En Chubb, sabemos que hasta el más cuidadoso de los chefs caseros puede terminar con la preparación de una rica comida convertida en un lamentable desastre. Pero si estás preparado, puedes evitarlo.

1https://www.newyorkerbagels.com/blogs/bagels/bagel-safety-don-t-be-an-er-statistic