Para una experiencia óptima en el sitio, recomendamos utilizar un navegador diferente.
El uso de Internet Explorer puede impedirle acceder a Chubb.com y es posible que algunos recursos del sitio no funcionen como se esperaba.

X
skip to main content

Si deseás mantener tus papeles importantes y pequeños objetos de valor lejos de robos, incendios o desastres naturales, aquí hay cuatro preguntas que podés hacerte para determinar si debés guardarlos en una caja de seguridad bancaria, una caja fuerte en tu hogar, o en ambos.
 

  1. ¿Qué valor tienen tus artículos?
    Si los artículos son irreemplazables o son muy valiosos, como joyas caras o documentos especiales, querrás guardarlos en una caja fuerte del banco. Si no son tan valiosos o se pueden reemplazar fácilmente, una caja fuerte en tu hogar probablemente sea lo suficientemente buena.

     

  2. ¿Con qué frecuencia necesitás estos artículos?
    Si usás artículos como joyería fina solo en ocasiones especiales, una caja fuerte bancaria puede funcionar bien, pero si los usás a diario o al menos una vez a la semana, una caja fuerte bancaria sería un inconveniente y una buena caja fuerte para tu hogar puede ser una mejor idea. 
     

     

    Valuables Img1

  3. ¿Estarás fuera de casa por un período prolongado de tiempo?
    Si planeás estar fuera de casa por un período prolongado de tiempo, asegurate de guardar todos tus objetos de valor en una caja fuerte del banco. Si te vas por un fin de semana o un par de días, probablemente una caja fuerte en casa funcionará bien.
     

  4. ¿Qué tan segura es la caja fuerte de tu hogar?
    Si usás una caja fuerte en tu hogar, cerciorate de que tenga una clasificación de resistencia a las herramientas y al soplete de 30 minutos o más (TL-30 / TR-30), que sea demasiado pesada para que la lleve un ladrón/a o que esté atornillada al piso o a la estructura del hogar. Si tu caja fuerte no cumple con estos requisitos, es posible que necesites guardar tus objetos de valor en el banco.

    Valuables Img2

     

Si necesitás asesoramiento sobre dónde almacenar tus objetos de valor específicos, comunícate con un asesor/a de seguros.