Para una experiencia óptima en el sitio, recomendamos utilizar un navegador diferente.
El uso de Internet Explorer puede impedirle acceder a Chubb.com y es posible que algunos recursos del sitio no funcionen como se esperaba.

X
skip to main content

Aunque no vivas en una zona de inundaciones frecuentes, probablemente tendrás que lidiar con climas extremos en algún momento, lo que pondrá a prueba la resistencia de tu casa al agua.

Aquí, algunos consejos para mantener el agua lejos de ella y de tus objetos de valor:

  1. Asegurate de contar con una bomba de agua con buen mantenimiento y lista para usar. Hay una gran diferencia entre una bomba común y una de alto rendimiento, con gran capacidad. Invertir un poco más puede significar, más adelante, un menor gasto en daños.
  2. Asegurate de contar con una fuente eléctrica de respaldo. Sin ella, la bomba de agua puede resultar inútil.
  3. Limpiá las canaletas y desagües. Si están tapados, el agua de la lluvia puede redireccionarse hacia los cimientos de la casa y no hacia afuera.
  4. Si tenés sótano, observá las ventanas de su estructura. ¿Hay alguna manera de redirigir el agua lejos de ellas? ¿Necesitás evaluar alguna renovación a fin de cerrar áreas que puedan ser más susceptibles de sufrir inundaciones o escurrimientos de agua? Nuevamente, una pequeña inversión para mantener tu casa protegida puede hacer que no tengas que preocuparte de los daños por filtraciones a futuro.
  5. Si es inevitable que entre agua a tu casa, quitá los objetos de valor del sótano o, al menos, de las partes más bajas. Esto reducirá al mínimo los costos de reemplazo, en caso de sufrir alguna pérdida.

 

¿Qué otras precauciones podemos tener en relación con el agua?

A continuación, se enumeran otros consejos específicos para prevenir daños por agua:

 

Para evitar roturas o fugas de tuberías

  • Buscá corrosión visible. Por ejemplo, el verde sobre el cobre es una indicación de picaduras de agua fría, que normalmente ocurren dentro de los primeros cuatro años de la instalación.
  • Escuchá y observá si hay traqueteos, golpes o vibraciones cuando se abre o se apaga el agua, ya que esto puede indicar un problema de velocidad o de soporte de la tubería.
  • Reemplazá la tubería que tenga más de 40 años. Comenzá a revisarla a los 20 años de uso.
  • Buscá manchas azules o verdes en los lavabos o grifos, que pueden indicar altas concentraciones de dióxido de carbono o un pH bajo del agua.
  • Comprobá si hay agua ácida. El agua con un pH bajo (7,2 o menos) puede corroer las tuberías y las conexiones.
  • Tratá el agua dura. El agua dura (con un contenido mineral significativo) puede causar picaduras.
  • Medí la presión del agua. Una presión superior a 80 psi / 552 kPa y una velocidad superior a 4 FPS (1,2 m / s) pueden provocar la rotura de la tubería.
  • Controlá el consumo de agua del medidor de agua. Consultá con tu compañía de agua para obtener una línea de base histórica.

*La lista anterior no pretende ser una enumeración completa de prevención de la corrosión. Consultá con profesionales en el tratamiento de agua para discutir opciones específicas para mitigar problemas de corrosión.

 

Para evitar que los techos goteen

  • Realizá inspecciones y mantenimiento de rutina para ayudar a anticipar posibles áreas problemáticas y arreglarlas antes de que la intrusión de agua cause un problema grave.
  • Repará ampollas, crestas, arrugas, grietas, desgarros, costuras abiertas, pinchazos, poros u otras malas condiciones.
  • Repará los bordes partidos, agrietados o deformados, especialmente en las esquinas y tragaluces.
  • Mejorá el drenaje donde el agua estancada permanece por más de 48 horas.
  • Desatascá los desagües del techo y las canaletas.
  • En caso de encontrarte en una zona con nevadas, eliminá el exceso de nieve y de hielo del techo.
  • Asegurá un buen drenaje alrededor de las unidades mecánicas y HVAC.

 

Para prevenir problemas de plomería en baños y cocinas

  • Vigilá inodoros, lavabos y otros accesorios de baño comunes, especialmente en edificios de varios pisos, ya que son una de las principales causas de daños por agua.
  • Inspeccioná todas las mangueras de plomería periódicamente, especialmente sus conexiones de acoplamiento. Las fallas en las mangueras de lavarropas y electrodomésticos de cocina son comunes.
  • Reemplazá las mangueras que muestren signos de falla inminente como ampollas, protuberancias, burbujas, grietas, deshilachamiento, decoloración, pliegues o torceduras, especialmente cerca de las conexiones y vueltas de la manguera.
  • Reemplazá todas las mangueras según las recomendaciones de fábrica, incluso las que parecen estar funcionando normalmente. Chubb recomienda que las mangueras se reemplacen cada 3 a 5 años.
  • Instalá sensores de detección de agua y/o cierre automático de válvulas detrás de los inodoros.
  • Considerá instalar sensores de detección de agua y/o válvulas de cierre automático debajo de bachas, lavavajillas, máquinas de hielo, lavarropas y otros electrodomésticos.

 

Mantené los sistemas de rociadores contra incendios en óptimas condiciones

  • Repará cualquier daño físico o mecánico, o corrosión de rociadores, tubería, colgadores y equipo relacionado.
  • Asegurá que tus convivientes o personal, en caso de tratarse de una empresa, sepan exactamente qué hacer en caso de una alarma de flujo de agua por aspersión. Planificá con anticipación su respuesta.
  • Confirmá que se lleva a cabo una inspección interna de la tubería cada 5 años para garantizar que el rociador esté en buenas condiciones.

 

Evitá problemas con el termotanque

  • Incluso si se ven bien en el exterior, reemplazá los termotanques al menos cada 10 años, ya que tienen una alta tasa de fallas después de 7 a 10 años. Comprobá el sello de fecha en la placa de especificación.
  • Buscá de forma rutinaria signos de óxido y corrosión.
  • Instalá una bandeja colectora o bandeja de goteo debajo del calentador para atrapar pequeñas fugas.

 

Evitá daños por agua en propiedades desocupadas

  • Prestá especial atención a las medidas preventivas en las propiedades desocupadas porque carecen de la actividad diaria que naturalmente mitiga los peligros comunes.
  • Drená y desconectá la cocina y otros electrodomésticos que usan o contienen agua.
  • Asegurate de cerrar las llaves de agua en todas las áreas donde no se necesite.

 

Mantené el equipo de calefacción, ventilación y aire acondicionado funcionando bien

  • Buscá desagües obstruidos o tuberías que no estén conectadas correctamente, que son los principales culpables de las fugas de estos sistemas que provocan daños por agua.
  • Cambiá los filtros de estos sistemas con regularidad para evitar que la unidad trabaje en exceso.
  • Revisá la línea de drenaje de condensación mensualmente para asegurarte de que esté despejada. Cuando la unidad esté funcionando, verificá la línea para asegurar que el agua fluya hacia el desagüe.
  • Seguí un programa de mantenimiento formal para el equipo que sea consistente con las pautas de fabricación.

 

¿Qué tipo de daño puede causar el exceso de agua?

El daño ocasionado dependerá de diversos factores: la cantidad de agua a la que se ve expuesto el bien; el tiempo de exposición; y la naturaleza de ésta, entre otras cuestiones. Una tormenta en una zona costera podría significar agua de mar filtrada en los sótanos de las casas más cercanas y, como su composición dista mucho del agua corriente, afectará de otro modo a los bienes que se vean expuestos a su acumulación. Así mismo, el daño podría ser total, echándose a perder el bien; o simplemente parcial, pudiendo o no recomponerse.

 

Beneficios de asegurar el contenido y el edificio contra daños por agua

El principal beneficio deviene de tener la tranquilidad de que, de suceder algún suceso fortuito, uno tendría el respaldo de una cobertura para enfrentar las pérdidas o daños causados al patrimonio por filtraciones, derrames, desbordes o escapes de agua por fallas o deficiencias dentro de la vivienda asegurada.

Adicionalmente, al recurrir a Chubb, se adquiere el acompañamiento de una experimentada aseguradora de tradición, con una sólida solvencia y estabilidad financiera.

 

¿Cómo proteger tu hogar de manera integral?

Masterpiece Hogar es una póliza a la altura de tu estilo de vida, diseñada especialmente para brindar mayor seguridad a tu hogar y máxima tranquilidad a tu familia.

Tu cobertura, caracterizada por un abordaje integral, incluye:

  • Protección contra robo, incendio y todo tipo de riesgo al inmueble y los bienes de valor que contiene.
  • Protección al hogar y a su contenido por daños de agua causados por roturas de tanques, cañerías, válvulas o bombas.
  • Protección sobre todo tipo de riesgo a joyas, colecciones privadas y obras de arte.
  • Cobertura de responsabilidad civil privada para toda tu familia, protegiéndote frente a reclamos de terceros por situaciones que pudieran perjudicarlos, en Argentina y en el mundo.
  • Cobertura de expensas extraordinarias en caso de que tu consorcio sufriera algún siniestro.
  • Protección de árboles, plantas, arbustos y césped.

Además, si tu vivienda se encuentra en un barrio privado o country, contamos con nuestro producto “Masterpiece Country”.

Para más información sobre Masterpiece Hogar visitá el siguiente enlace.

Conocé más sobre Masterpiece Country aquí .

 

FAQ / People Also Ask

¿Qué son los seguros patrimoniales?

Los seguros patrimoniales son aquellos que protegen el patrimonio del asegurado (un automóvil, una casa, una fábrica, su contenido, etcétera) y que brindan acompañamiento en cuestiones que corresponden a la Responsabilidad Civil, es decir, cuando el asegurado se enfrenta a reclamos por daños a terceras personas.

 

¿Por qué contratar un seguro de hogar?

El hogar es uno de los bienes más preciados para cualquier persona. En la mayoría de los casos, es considerado un refugio y es donde las personas desean encontrarse a salvo y resguardadas de los peligros externos. En relación con su relevancia, protegerlo no resulta para nada costoso.

Es vital entender que acceder a la tranquilidad de un seguro diseñado a la medida y con una asistencia en todo momento y ante cualquier eventualidad, ya sea para una casa o departamento, es una oportunidad en la que no hay que escatimar precios ni esfuerzos. 

 

¿Qué significa daños por agua?

Aquellos perjuicios materiales que afecten total o parcialmente los bienes asegurados. Estos daños por agua podrían estar relacionados al clima o no, como por ejemplo tuberías reventadas, goteras en el techo, inodoros con exceso de flujo o electrodomésticos con goteras, por ejemplo.

De afectar a una empresa y no a un particular, pueden resultar en la interrupción del negocio, costos de reubicación, pérdida de alquileres y afectar negativamente la reputación de la empresa.

Conocé las razones por las que necesitás valuar tus objetos coleccionables

Ver coberturas para Personas y Familias