Para una experiencia óptima en el sitio, recomendamos utilizar un navegador diferente.
El uso de Internet Explorer puede impedirle acceder a Chubb.com y es posible que algunos recursos del sitio no funcionen como se esperaba.

X
skip to main content

En estos tiempos sin precedentes, cuando gran parte de las personas están trabajando y estudiando desde casa, haciendo uso de la tecnología como nunca antes, Chubb te acompaña para mantenerte a salvo del ciber crimen.

Los ciber criminales saben que, mientras más personas estén conectadas a internet, más oportunidades tienen para tomar ventaja de las vulnerabilidades de la red y tener acceso a la información personal y protegida.

Si estás trabajando de manera remota y tus hijos o hijas tienen clases en línea, no esperes que la empresa o el colegio lidere la detección de una actividad maliciosa. ¡Asegurate de hacer tu parte! 

En Chubb siempre buscamos maneras de proteger a nuestra cartera de clientes, lo que incluye sugerir formas en las que podemos ayudarte a prevenir problemas. Estos 10 tips te pueden ayudar a tener una mejor ciber seguridad:

 

1. Asegurate de que tus dispositivos de acceso remoto, software y aplicaciones estén actualizados.

Las tecnologías de acceso remoto tienen vulnerabilidades que son aprovechadas por ciber criminales para tener acceso a tu información personal. Asegurate de actualizar todo el software y aplicaciones, ya que esto corrige estas debilidades, protegiendo mejor tu información y la de tu familia.  

 

2. Conectate a Internet solo a través de redes seguras.

Cuando te conectás a través de una red pública, cualquier persona puede tener acceso a la información que compartís en línea o a través de aplicaciones móviles. Al acceder a información confidencial de tu empleador, usá una Red Privada Virtual (VPN, en inglés) para encriptar tu actividad. La mayoría de las empresas entrega una VPN a su fuerza laboral para garantizar el trabajo remoto seguro; también existen proveedores de cuentas personales. Si tus hijos e hijas están entrando a sitios web para educación a distancia, asegurate de que el software de tu router esté actualizado y de que se use una clave sólida y conocida solo por la familia.

 

3. Usá claves sólidas

Muchas personas utilizan la misma clave —o versiones similares— para todo, incluso entre el trabajo y la casa. Desafortunadamente, esto facilita que los hackers utilicen una clave robada en múltiples sitios y abrir decenas de cuentas. Es cierto que recordar claves seguras y complejas para cada cuenta puede ser difícil, pero este problema puede aliviarse con softwares de administración de claves, los que proveen passwords únicos y seguros. 

 

4. Usá autentificaciones multifactoriales

Los ciber criminales pueden quebrar fácilmente los métodos tradicionales para iniciar sesión e ingresar claves. Cuando sea posible, usá autentificaciones multifactoriales en tus cuentas. Esto requiere que entregues al menos dos factores de identificación o pruebas de identidad antes de tener acceso a datos protegidos, lo que proporciona una segunda línea de defensa contra la actividad criminal. Este nivel adicional de protección es esencial cuando se tiene acceso a las redes de manera remota porque hace que a las personas que delinquen les sea más difícil acceder a una red privada.

 

5. Compartí información por redes sociales solo con tu familia y amistades

Mientras vos estás en casa, el uso de las redes sociales aumenta. Asegurate de compartir información personal solo con personas que conocés. Los ciber criminales constantemente apuntan a las cuentas de estas redes; no dejes que entren a las tuyas.

6. Actualizá todos los dispositivos de tu casa que estén conectados

Quienes delinquen están encontrando maneras de hackear aplicaciones inteligentes, lo que incluye dispositivos inteligentes del hogar, especialmente cuando no están protegidos con claves seguras. Cambiá la clave que viene por defecto y actualizá el software regularmente. Revisá el uso que le dan tus hijos e hijas a este tipo de dispositivos.

 

7. Solo hacé click en links y archivos adjuntos de fuentes confiables

En estos tiempos de incertidumbre, naturalmente, podés tener un mayor interés por mantenerte al día con la información. Quienes delinquen saben esto, y por eso intentan engañarte con links que, supuestamente, llevan a contenidos importantes e informativos. Una vez que hacés click en ellos, pueden tener acceso a información privada personal o de tu empresa y/o bloquear redes o computadoras. Si tenés dudas sobre una fuente, visitá la página web de la organización. Si la información es realmente importante estará ahí también.

 

8. Verificá las URL de los sitios web antes de compartir información confidencial

Los y las delincuentes pueden crear fácilmente páginas web cuyo aspecto y URL se parecen mucho al sitio de tu confianza, por ejemplo, el de bancos o proveedores de salud. Siempre es más seguro escribir la URL directamente a mano antes que seguir un link directamente desde un correo electrónico. Asegurate también de que el sitio que visitás comience con HTTPS, porque estos sitios son más seguros en comparación con los que no tienen esta sigla.

 

9. No respondas pedidos de información que provengan de fuentes desconocidas, especialmente cuando se trata de información de identificación personal o claves

Quienes delinquen pueden intentar que la gente entregue información confidencial pretendiendo ser alguien que vos conocés o que trabaja con vos. Tené especial cuidado en identificar a las personas con las que compartís información, incluso si creés que el pedido viene de una fuente u organización confiable. No te dejes apurar; tomate todo el tiempo necesario para investigar la solicitud y evaluar si responder es apropiado o no.

 

10. Asegurate de que tu negocio esté protegido

  • Las empresas con la póliza Chubb Cyber tienen acceso a consultoría premium, investigación y servicios de manejo de crisis, para ayudar a prevenir ciber ataques y manejarlos efectivamente en caso de que ocurran.