Para una experiencia óptima, te recomendamos que utilices un navegador diferente.
El uso de Internet Explorer puede impedirte el acceso a Chubb.com, y algunas características del sitio pueden no funcionar como se espera.

X
skip to main content

¿Qué es un seguro de comercio?

Este producto se trata de una póliza dirigida a los negocios - como comercios, oficinas, etc. - que desarrollan sus actividades en un local comercial. También conocido como seguro Multirriesgo, fue diseñado para cubrir a los negocios frente a múltiples riesgos bajo una misma póliza.

El seguro para local comercial tiene como objetivo proteger el patrimonio del negocio frente a grandes siniestros o pequeños incidentes que suelen ocurrir. A su vez, el patrimonio de un negocio está formado de dos partes diferenciadas: 

  • Continente: es el local propiamente dicho, con su estructura y elementos fijos. Es decir, los elementos de construcción, como las paredes, el suelo, el techo, las ventanas, las cubiertas, entre otros. 
  • Contenido: se refiere a los bienes que se encuentran en el interior del local. Comprende el mobiliario, los equipos informáticos, la maquinaria, las mercancías a la venta y en almacén, objetos de los empleados, etc.

 

¿Qué tipo de local comercial se puede asegurar?

El seguro para local comercial puede ser contratado tanto por el propietario del inmueble como por el inquilino. La póliza fue diseñada para comercios y oficinas de hasta 4.000 metros cuadrados. Este producto está destinado a empresas con facturaciones de hasta 30 millones de euros, y se adapta a cada tipología de riesgos de acuerdo con la actividad del pequeño comercio.

Es posible asegurar distintos sectores de actividades comerciales, como por ejemplo:

  • Locales comerciales de ventas y servicios
  • Farmacias
  • Oficinas y despachos
  • Negocios de consultas médicas

También es posible asegurar otros tipos de locales comerciales. Habla con uno de nuestros expertos en seguros para obtener más información.
 

Coberturas principales:

  • Daños causados por eventos externos y meteorológicos:

- Daños por agua
- Daños eléctricos

  • Rotura de espejos y cristales
  • Robo y Expoliación
  • Mercancías transportadas
  • Avería de maquinaria y bienes electrónicos
     

Cobertura adicional y especializada

Chubb también ofrece una serie de coberturas opcionales, que te permiten personalizar la póliza según las necesidades de tu negocio. Entre ellos se encuentran las coberturas de:

  • Pérdida de beneficios
  • Bienes refrigerados
  • Responsabilidad Civil
     

Asistencias y ventajas del seguro

El seguro de local comercial no solo te ofrece una amplia cobertura contra riesgos, sino que también aporta más tranquilidad para realizar las tareas rutinarias. Conoce alguna de las ventajas que ofrecemos para nuestros asegurados:

  • Personalización: servicios específicos para cada cliente
  • Canales de atención 24h
  • Defensa jurídica para tramitar reclamaciones
  • Servicios informáticos
     

¿Cómo se calcula el valor de un seguro de local comercial?

Como cualquier otra póliza de seguro, el valor de la cobertura dependerá del tipo de actividad realizada, además de factores como la zona de ubicación, el número de empleados, el tamaño del espacio y los ingresos que genera la empresa.

Además, un factor que se tiene en cuenta al calcular la prima del seguro es la calidad de la seguridad en el local. Algunos elementos que se observan en este proceso son:

  • Si las cerraduras son seguras
  • Si hay rejas en puertas y ventanas
  • Si el local tiene detectores de incendios, rociadores y extintores
  • Si hay una alarma antirrobo
  • Qué se incluye en el inventario con la maquinaria, los equipos electrónicos y demás elementos valiosos que están almacenados dentro del establecimiento 

 

Contacto

FAQ

Contratar un seguro para un local es obligatorio en caso de constituirse una hipoteca sobre el local, según la ley reguladora de los contratos de crédito inmobiliario. Además, para abrir un local, el Ayuntamiento exige al menos contar con un seguro de Responsabilidad Civil. En el caso que tu local comercial sea una clínica sanitaria, un despacho de abogados, un restaurante o un salón recreativo, también será necesario obligatorio tener una cobertura de Responsabilidad Civil.

En caso de que el local no esté hipotecado y tampoco se ajuste los ejemplos anteriores, el seguro de comercio no es obligatorio, pero sí es recomendable, ya que además de los daños del propio local, el seguro tiene cobertura de responsabilidad civil frente a terceros (daños o reclamaciones de terceros de los que el local o el negocio sea responsable).

La única condición realmente exigida a la hora de contratar un negocio es que estés dado de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos o que tengas una sociedad. Por supuesto, también debes contar con un local comercial, ya sea en alquiler o en propiedad. Hay otros requisitos secundarios, como:

- El titular de la póliza debe ser también el dueño del negocio o uno de los propietarios de la sociedad.
- El titular también tiene que ser el propietario del local o el titular del contrato de alquiler.
- El titular del seguro debe tener más de 18 años.
- Es necesario hacer un inventario con la maquinaria, los equipos electrónicos y demás elementos valiosos que vaya a almacenar dentro del local comercial, para fijar las coberturas y la cuantía de la póliza.

En los contratos de alquiler suele haber una cláusula que obliga a los inquilinos a contratar al menos un seguro de responsabilidad civil. Corresponde al inquilino contratar las coberturas adicionales, como de continente y contenido. Además, en el caso que el local se encuentre sin actividad, el propietario puede contratar un seguro de responsabilidad civil, aunque no es obligatorio.

Aunque en algunos casos no es obligatorio, el seguro de local comercial sigue siendo muy recomendable para todos los tipos de comercios u oficinas. Es más rentable pagar el seguro y tener tu negocio protegido, que estar obligado a hacer frente a grandes gastos con reparaciones o sustituciones en caso de imprevistos.

Es la póliza que protege todo aquello que constituye la estructura del local. Es decir, los elementos de construcción como paredes, suelos, techo, puertas, ventanas, persianas, las instalaciones eléctricas, de agua, climatización y sanitarios, aparatos fijos como calderas, radiadores y transformadores.

La cobertura se refiere a los bienes que se encuentran en el interior del local comercial, como el mobiliario y aparatos comerciales, los objetos y pertenencias de los empleados, las mercancías y los artículos de almacén, la maquinaria del negocio, herramientas y aparatos eléctricos.

Todo el contenido de este material es solo para fines de información general. No constituye un consejo personal o una recomendación para ninguna persona o empresa de ningún producto o servicio. Este producto tiene exclusiones. Para más información sobre las coberturas y exclusiones del seguro consulte la documentación de la póliza.

Easy Oficinas y Comercios