skip to main content

Para ayudar a frenar la propagación del Covid-19 en el peak de la pandemia, muchas empresas a nivel global optaron por cerrar temporalmente o reducir sus operaciones. Cuando lo peor del brote termine y los gobiernos autoricen a las empresas a volver a funcionar, hay pasos que las organizaciones necesitan tomar para proteger a sus empleados, clientes y contratistas. Es importante tener en cuenta que la asesoría en esta área está en constante evolución: si estás considerando ciertas políticas relacionadas con la seguridad del personal, asegúrate de consultar a un agente gubernamental y a las fuentes de protección pública por la información más reciente. Estos tips generales te ayudarán a comenzar.

Dales a los empleados los suministros y el apoyo correcto

Empodera a tus empleados para que protejan su propia salud y la de sus compañeros de trabajo entregándoles lo que necesitan para mantenerse a salvo, incluyendo:

  1. Mascarillas y guantes. Si es posible, entrégales mascarillas y guantes a tus empleados, o anímalos a traerlos ellos mismos. Exige que usen estos elementos, en concordancia con las recomendaciones de las autoridades públicas de salud.

  2. Limpia los materiales de oficina. Solicítales a tus empleados que, al final de cada turno, limpien y desinfecten las áreas de trabajo que tocan con frecuencia. Preocúpate de entregarles lo que necesiten para hacer esta tarea.

  3. Tiempo extra para el lavado de manos. Cuando los empleados toman un descanso —especialmente para almorzar—, entrégales suficiente tiempo para que puedan lavar sus manos rigurosamente antes y después de comer. Recomiéndales que se laven las manos también al comienzo y fin de cada turno.

  4. Tiempo libre pagado. Anima a tus empleados a quedarse en casa y buscar ayuda médica si se sienten mal o tiene síntomas de Covid-19, entregando las necesarias licencias pagadas.

  5. Apoya su salud mental y física. Volver al trabajo puede ser especialmente estresante para algunos empleados. Ofréceles acceso conveniente a los servicios de salud mental y física.

Asegura un entorno de trabajo saludable con cambios operacionales

Junto con empoderar a tus empleados para que se cuiden y protejan a si mismos, evalúa hacer algunos cambios operacionales que irán en beneficio de su salud.

  1. Limpia y desinfecta las áreas de trabajo. Antes de reabrir, limpia y desinfecta todas las áreas de trabajo, además de determinar si es necesario cumplir con requerimientos de desinfección y esterilización específicos para tu industria. También ventila las áreas de trabajo. La limpieza y desinfección continua debieran seguir y mantenerse luego de la reapertura.

  2. Chequea la temperatura corporal de los empleados y visitantes de la empresa. Cada vez que los empleados lleguen a su turno de trabajo, chequea su temperatura antes de que entren al área de trabajo. Los empleados que tengan fiebre debieran ser enviados a su casa y animados a buscar ayuda médica si es necesario. Chequea también a clientes, contratistas, proveedores y otros visitantes de la empresa.

  3. Promueve la distancia social. Toma los pasos necesarios para asegurarte de que los empleados estén a dos metros de distancia de otras personas, incluyendo clientes y compañeros de trabajo. Para mantener la distancia social, considera las siguientes acciones:

     

    • Reduce el número de trabajadores por turno y agrega turnos si es necesario
    • Espacia los turnos de modo que no se crucen las personas que llegan con las que se están retirando.
    • Limita la cantidad de personas permitidas en reuniones presenciales.
    • Retira las sillas y mesas de las cocinas y áreas de esparcimiento para desincentivar el que los empleados coman muy cerca unos de otros.
    • Demarca las áreas de trabajo con cinta adhesiva, para designar espacios de seguridad entre los empleados.
    • Distancia las estaciones de trabajo.

     

  4. Comunícate y educa. La transición hacia el regreso al trabajo puede ser desafiante para algunos empleados. Puedes ayudarlos a hacerse cargo de su miedo y su ánimo —y promover operaciones seguras— comunicándote de manera abierta y frecuente con ellos. Enséñales prácticas que los ayudarán a mantener un entorno de trabajo seguro y saludable, y dales a conocer los recursos disponibles.

     

 

 

Pasos especiales para algunos empleados

Si bien las precauciones y medidas de seguridad irán en ayuda de todos los empleados, puedes querer dar pasos adicionales para cubrir las necesidades de algunos miembros de tu fuerza laboral.

  1. Apoyo especial para pacientes que se han recuperado de Covid-19. Asegúrate de que los empleados que hayan contraído Covid-19 tengan —y se tomen— suficiente tiempo pagado sin trabajar, para que se recuperen bien y protejan a sus compañeros de trabajo. Entrega tiempo adicional si es necesario. Anima a tus empleados a monitorear de cerca su salud y buscar ayuda médica si tienen síntomas.

  2. Apoya a los empleados remotos. Cuando reabras, muchos empleados pueden necesitar seguir en teletrabajo. Continúa entregándoles todo el apoyo para su bienestar.

  3. Preocúpate de los empleados de alto riesgo. Los empleados de mayor edad o con condiciones médicas preexistentes tienen un mayor riesgo de enfermarse gravemente con Covid-19. Evalúa la posibilidad de permitir que estos empleados con mayor riesgo trabajen desde sus casas, demoren su retorno al trabajo, o asuman tareas que impliquen contacto limitado con otras personas. Ten presente las reglas de privacidad y antidiscriminación al apoyar empleados con mayores riesgos de salud.