skip to main content

Aunque muchas pymes lo perciben como un gasto postergable, un seguro se puede adaptar a las características y necesidades específicas de cada pequeña o mediana empresa. Muchas pequeñas y medianas empresas tienen créditos que incluyen pólizas de incendio y sismo (que protegen el compromiso adquirido con el banco) y no saben que pueden, por un costo marginal, agregar cobertura de robo.

Al momento de contratar un seguro, es importante analizar si se está adquiriendo lo necesario y, antes de firmar un contrato, revisarlo a fondo. Para ello es importante elegir una aseguradora que genere confianza, que cumpla y ofrezca lo que el negocio necesita.

Seguros a la medida

No es lo mismo contratar un seguro para un colegio o una universidad, que podría estar interesado en asegurar el mobiliario de su biblioteca o la responsabilidad civil que tiene sobre sus alumnos tras un siniestro, que asegurar un restaurante: si su cocina se incendiara, tendría que paralizar su operación hasta ser capaz de retomar su actividad.

La diferencia entre una aseguradora y otra radica en su capacidad de identificar específicamente lo que necesita cada PyME, para ofrecer la cobertura adecuada para cada contexto. 

Estructura y contenido

Al contratar un seguro para una empresa, es necesario distinguir entre la cobertura de Estructura y la de Contenido. ¿Cuál es la diferencia? En el caso de la cobertura por Estructura, se protegen los espacios físicos de la propiedad donde opera el negocio, como las salas de reunión, escaleras, accesos, pasillos y recepciones, pero no los insumos que se encuentran dentro de estos espacios: computadoras, equipos, instrumentos técnicos y otros activos. Para esto es necesario adquirir la cobertura de Contenido.

Este ejemplo puede servir para entenderlo mejor. En un edificio que cuenta con una póliza de incendio, opera una consulta médica. Pensemos en un dentista, que está tranquilo porque el edificio en el que arrienda su consulta está asegurado contra incendio. En el caso de un siniestro, él podrá volver a su consulta sin pagar por los daños de la estructura, pero la máquina de las radiografías, la silla médica y los utensilios sólo estarán cubiertos si cuenta con una cobertura de Contenido. En cambio, si una psicóloga tiene consulta en el mismo edificio, no requiere de gran protección para el contenido de su espacio de trabajo: los servicios que presta son intangibles y dependen fundamentalmente de su presencia.

Cuando el negocio se paraliza producto de un siniestro

Otro adicional muy importante a considerar en las pólizas es el llamado “Perjuicio por Paralización”. Cuando ocurre un siniestro, las pymes no pueden funcionar. Necesitan un respaldo económico para cumplir con compromisos que persisten, como el pago de sueldos, cuentas y otros egresos. Este período de paralización a cubrir por el seguro es establecido por el propio cliente, de acuerdo con sus necesidades.

Para Chubb, el aumento del valor de una póliza de incendio para una pyme, al incluir la cobertura adicional de robo, puede aumentar entre un 10% y un 20% de la prima. Esto está directamente relacionado con el monto asegurado por la empresa. Si bien son valores importantes para el presupuesto de cualquier pyme, el costo de un siniestro puede ser aún más caro.