Para una experiencia óptima en el sitio, recomendamos utilizar un navegador diferente.
El uso de Internet Explorer puede impedirle acceder a Chubb.com y es posible que algunos recursos del sitio no funcionen como se esperaba.

X
skip to main content

¿Cómo pueden los agentes de seguros subirse a la ola de reactivación que se espera para el próximo año? Las grandes tendencias que están impactando al mercado —entre las que se incluyen el auge de los emprendimientos y la economía gig, sobre la que aquí profundizamos— entregan pistas al respecto. Hay un gran potencial en el área de salud y accidentes personales. 

El foco de la economía a nivel global hacia el 2022, y del mercado asegurador en particular, está puesto en la reactivación. “Hoy ese es el tema, no hay duda. Estamos ante un escenario diferente al que había antes de la llegada de la pandemia, lo que abre grandes oportunidades para los agentes y corredores de seguros”, opina César Flores, Accident & Health Corporate and Affinity Groups para Chubb América Latina.

Las cifras que maneja Flores le permiten concluir que hoy está cambiando el nivel de consciencia de las personas y de las corporaciones frente a riesgos que tal vez antes consideraban menos importantes. Los empresarios, al ir reactivando operaciones, tienen muy claro el valor que aportan sus colaboradores y la importancia de que estén bien protegidos.

Esta tendencia se expresa principalmente a través del crecimiento esperado para los seguros de viajes, salud, vida y accidentes.

 

Salud y accidentes


Hoy, la posibilidad de enfermarse y enfrentar altos gastos médicos tiene más visibilidad que antes, lo que implica un gran potencial de crecimiento para la venta de seguros relacionados con la salud y los accidentes.

En Chubb, un estudio levantó estadísticas que confirman este aumento del interés de las personas en América Latina por cuidar su salud: el 60,5% de los encuestados (1.728 personas en Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, México, Panamá, Perú y Puerto Rico) programó una consulta médica virtual o presencial en los tres meses previos a la investigación y el 52,2% adquirió multivitamínicos y dispositivos médicos como termómetros en los últimos meses. Además, el 58.5% afirmó realizar pausas activas para ejercitarse durante su jornada de trabajo remoto y el 45% se inscribió a una plataforma virtual relacionada con temas de salud y bienestar.

“Por otro lado, el regreso de los niños a clases presenciales está subiendo la demanda de cobertura para accidentes escolares, que se había reducido en tiempos de educación on line”, agrega Flores. Se trata de un camino sin retorno, que comenzó de manera oficial y escalonada en agosto en México, Ecuador y Brasil; en Colombia desde junio y en Argentina desde febrero.

 

Viajar protegido


Otro segmento que está experimentando un gran crecimiento es el área de seguros de viaje. Con las fronteras cada vez más abiertas, está repuntando la cantidad de personas que se traslada de un país a otro. El mercado de los viajes de negocios, en particular, está creciendo a medida que se hacen evidentes las limitaciones que ofrece el modo on line.

Recientemente, Chubb realizó una encuesta a nivel global —incluyendo a América Latina— donde viajeros de negocios entregan argumentos para retomar los viajes. En el estudio, el 80% de los viajeros de negocios consultados cree que es muy importante el contacto cara a cara, ya que “se pierden importantes mensajes claves visuales del lenguaje no verbal, afectando el momento de la negociación”.

En este escenario, ha cobrado fuerza la idea de que, al viajar, se debe contar con un seguro: en el mismo estudio, el 89% de los encuestados manifiesta estar prestando más atención a lo que las pólizas proponen en este sentido.

“Los viajeros de negocios están prestando más atención a las coberturas y asistencias que ofrecen los seguros de viajes. Están ansiosos por retomar sus actividades habituales y para ello quieren estar protegidos”, dice al respecto José Sosa, SVP Accident & Health and Life Chubb América Latina.

La llegada del virus Ómicron ha impulsado aún más este fenómeno. Según publica el sitio de comparación de seguros de viaje Squaremouth.com, la demanda de seguros de viaje fue aumentando constantemente a medida que se abrían las fronteras y mejoraba la confianza de los viajeros, hasta superar las ventas de 2019. Pero, debido a que la llegada de esta nueva variante coincidió con un nuevo impulso del mercado aeronáutico, hubo un aumento del 53% en las ventas de seguros de viaje tras la llegada de esta variante. Con la variante Delta, según este informe, se llegó a un aumento también importante, pero menor, del 20%.

 

Economía gig


El crecimiento en la demanda por seguros de viajes se está dando tanto en los viajes de placer como en los de negocios. Y en esta última categoría, acota Flores, aparece cada vez con más fuerza un nuevo tipo de cliente: el profesional que viaja por su cuenta, y no como parte de una gran corporación.

Luego de que muchos profesionales perdieran sus trabajos formales producto de la crisis económica, se ha multiplicado el número de consultores, asesores y profesionales de las industrias creativas que trabajan de manera independiente y que necesitan o quieren viajar. “En el mercado de los seguros de viaje está apareciendo un nuevo actor: el viajero de negocios que va solo -el “one show man”- y que piensa: si yo me enfermo, ¿cómo va a salir adelante el negocio? Y por eso, ya no sale si no lleva consigo un seguro de viaje”, explica Flores.

Este nuevo profesional suele ser parte de lo que conoce como “Gig Economy”, concepto que surgió en Estados Unidos poco después de la crisis de hipotecas subprime que afectó a ese país —y por extensión, en mayor o menor medida, al resto del mundo— a partir del año 2007. Entonces, y tal como está ocurriendo hoy a raíz del frenazo productivo que trajo la pandemia, se produjo una reducción drástica de liquidez que trajo como consecuencia la búsqueda de nuevas fuentes de ingreso, tanto para quienes estaban contratados por una compañía y querían o necesitaban un dinero extra como para los que emprendieron con negocios propios o comenzaron a ofrecer sus servicios profesionales de manera independiente.

El uso de tecnologías se convirtió en una de las principales herramientas de este nuevo modelo, que fue liderado por empresas como Airbnb y Uber. Con la pandemia, los emprendimientos con este enfoque experimentaron un importante crecimiento y son —sugiere Flores— un target al que los agentes y corredores debieran apuntar con más fuerza en el año que está por llegar.

“Hay una gran cantidad de nuevas empresas relacionadas con el delivery y con los transportes. Nuestros agentes y corredores en México, Ecuador y Argentina han tenido experiencias exitosas este año, abordando estos mercados emergentes”, concluye Flores.