Para una experiencia óptima en el sitio, recomendamos utilizar un navegador diferente.
El uso de Internet Explorer puede impedirle acceder a Chubb.com y es posible que algunos recursos del sitio no funcionen como se esperaba.

X
skip to main content

En el contexto latinoamericano, aún hay pocas mujeres que opten por trabajar como agentes o brókers de seguros, como Cristina Lucía Resente, socia y dueña de Arcuro Seguros, ubicada en Ouro Preto, Belo Horizonte. “Esto ocurre porque al comienzo la gran mayoría de los profesionales que se desempeñaban en esta área eran hombres, pero las mujeres ganamos cada vez más terreno y podemos ver cómo muchas agencias de agentes de brókers de seguros son lideradas con mucha determinación y competencia por mujeres muy capaces”, dice.

Su historia en este mundo comenzó tempranamente: apenas tenía 14 años cuando entró a una oficina para apoyar en algo tan simple como archivar las pólizas y otros documentos. “En esa época se usaban todavía los diskettes”, recuerda. Pronto su prolijidad y profesionalismo comenzó a hacerla destacar, por lo que de a poco fue asumiendo nuevas responsabilidades. Hasta que, antes de haber cumplido los 18, el dueño le ofreció hacerla socia. Una oportunidad que ella no desaprovechó, aunque en ese momento le significó postergar sus estudios superiores.

“Comencé así, muy joven, con una gran fuerza y determinación, siempre buscando lo que quería y haciendo lo que amaba. Me gradué en el colegio y aún no tengo un título universitario, debido a la gran demanda que implica estar en Arcuro, pero estoy lista para dar este siguiente paso”, dice a sus 41 años.

Hoy, Cristina es la única dueña de la firma, además de su CEO. “La compañía creció conmigo”, comenta con orgullo. “Me siento reconocida por todo lo que ha sido este gran viaje hasta ahora y tengo una gran motivación para ir más allá y alcanzar mis metas, tanto en el largo como en el corto plazo”. 

Jaime Ernesto

"Con Chubb tenemos una relación de gran colaboración y respeto. Es una compañía que está de nuestro lado, se enfoca en el agente y monitorea todos los procesos. Ofrece un servicio que hace la diferencia, y esta proximidad nos permite tener seguridad a la hora de vender. Aprecio este modo de trabajar y los felicito por su trabajo".

 

Si bien su agencia se ha destacado en el área de seguros para grandes flotas de vehículos, también ha crecido mucho en otros segmentos, incluso ocupando —según cuenta Cristina— “espacios del mercado que a veces no estaban si quiera en mi foco”. Esto se ha logrado, asegura, debido a la confianza que ha despertado en sus clientes y que cruza todos los nichos del mercado, desde lo corporativo hasta los seguros de vida, salud o residenciales.

Entre los conceptos y lineamientos que han guiado su quehacer, destaca:

  • La persistencia. Cristina está convencida de que el trabajo duro es indispensable para avanzar y llegar más lejos en el mercado de los seguros. “El éxito es directamente proporcional a tu determinación y esfuerzo. Nunca hay que renunciar a lo que eres capaz de alcanzar”, afirma.
  • La inversión en personas y en tecnologías orientadas al seguimiento de los clientes. Según Cristina, contar con equipos bien preparados en el uso de herramientas tecnológicas que mejoren la comunicación con los clientes es útil por dos razones: fortalece la confianza, tranquilidad y seguridad de quienes están comprando, y favorece la búsqueda de los seguros más adecuados para cada cliente y para cada caso o situación puntual.
  • La comprensión profunda de lo que significa un seguro. Para Cristina, todo seguro es en esencia un producto personalizado. Transmitir este mensaje a los clientes le parece fundamental.