skip to main content

“En la pandemia, Chubb ha marcado una diferencia. Ha estado muy cerca de los corredores, atenta a sus necesidades. Es una compañía seria, de procesos claros”. 

Jorge Callejas tenía apenas 25 años cuando en 2003 se lanzó, junto a tres socios, con Multiapoyo Asesores de Seguros, su propia oficina corredora en Quito. Contaba entonces con sus estudios de Ingeniería Comercial en la Universidad Gabriela Mistral, en Chile, más un postítulo en gestión empresarial del Tecnológico de Monterrey, México, y apenas un par de años de experiencia en una oficina del rubro.

El comienzo, como era de esperar, no fue fácil. Pero hoy, es gerente corporativo de la compañía, firma que figura en el séptimo lugar en el último Ranking Nacional de Asesores de Seguros y además renueva el 98.6% de sus clientes.

“Durante el año 2020, el mercado decreció, pero para nosotros fue bueno: crecimos un 3%”, dice con orgullo sobre su empresa, que se enfoca en seguros corporativos, pero hace cinco años comenzó a hacer crecer también su área de seguros personales.

Su sello ha sido invertir en el desarrollo de tecnologías propias: primero fue un software único en su momento, que permitía a los clientes acceder a información sobre sus pólizas y denuncias; luego vino la página web y actualmente se están enfocando en el desarrollo de Apps de última generación. El equipo de tecnología de la empresa está formado por 7 personas; de ellas, cuatro se dedican exclusivamente al desarrollo de estas tecnologías que apuntan a dar mayor fluidez al contacto con las empresas que los contratan.

“Adecuamos la tecnología a las necesidades de nuestros clientes y eso genera valor”, dice Callejas, quien describe al trabajo en seguros como apasionante. “En este negocio, nunca te aburres. Siempre hay cómo innovar, siempre aprendes, siempre estás en contacto con mucha gente, siempre estás desarrollando procesos”, comenta.

A su juicio, lo más importante para el éxito de una compañía es cumplir las expectativas de los clientes: por eso, en su página web anuncian con orgullo la cantidad de dólares pagados en indemnizaciones. “Lo que vendemos es un intangible; es una promesa. Por eso, siempre tienes que cumplirle a tus clientes; esa honestidad y transparencia genera relaciones a largo plazo. Para nosotros, es más importante mantener un cliente que conseguir uno nuevo”.

En este camino, Callejas ha encontrado en Chubb un aliado confiable. “En la pandemia, ha marcado la diferencia. Chubb ha estado muy cerca de los corredores, atentos a nuestras necesidades. Es una compañía seria, de procesos claros. Lo que está en la póliza siempre se respeta”. 

 

Más allá del trabajo…

Fútbol y servicio social

Jorge aún mantiene la pasión por el fútbol que lo hizo dedicarse a ese deporte en forma profesional por algunos años: hoy es dirigente del equipo Liga Deportiva Universitaria. Su rol es trabajar con niños de 12 a 18 años, potenciando a los nuevos talentos. “Muchos de ellos vienen de familias de escasos recursos, desde todo el país. Con mi labor, combino mi afición con la oportunidad de ayudar”, dice. 

Lectura energizante

Cada vez que Jorge siente que necesita “un boost de energía” relee Juan Salvador Gaviota, novela-fábula publicada por Richard Bach en 1970, donde se entrega una reflexión sobre el vuelo libre, alejado de la bandada. 

Reto personal: subir el Cotopaxi

Jorge no tiene formación o experiencia en andinismo, pero esto no le ha impedido trabajar —y entrenar— para su nueva meta: llegar a la cumbre del Cotopaxi, el segundo volcán más alto de su país. “Me gusta ponerme retos difíciles”, explica.