skip to main content

"Con Chubb hemos construido una relación de confianza: están ahí cuando los necesitas. La calidad y rapidez de respuesta es importante y con Chubb la tenemos. El trabajo es muy fluido."

Gabriel Capristo, técnico en comercialización de seguros, llegó al mercado de las aseguradoras a fines de los años 80. Hoy es Vicepresidente de Risk Group Argentina, compañía de seguros y reaseguros con más de 20 años en el mercado y con operaciones en Uruguay y Paraguay. La firma estuvo por 10 años consecutivos entre los 10 mejores brokers de Argentina según el ranking de la Revista Estratega. Lo cual es —dice Capristo— “sin duda un excelente referente de posicionamiento”.

Luego de un 2020 particularmente difícil, Capristo puede andar con la frente en alto. “En Argentina, desde hace mucho tiempo no hay nuevos negocios y hay una lucha muy grande centrada en el precio. Además, la pandemia nos afectó a todos. Pero en líneas generales, hemos mantenido nuestro volumen de clientes y también captamos algunas nuevas operaciones”, comenta con orgullo.

¿Su fórmula? Potenciar las pólizas para directivos y gerentes, siendo muy proactivo a la hora de ofrecer productos y pensando fuera de la caja, ampliando las áreas de cobertura esperadas para el rubro en el que su compañía se ha centrado: aunque tiene también seguros para personas y coberturas en diferentes industrias, el fuerte de Risk Group está en lo corporativo, con foco en el aseguramiento del sector energético.
Este es un sector, explica, donde “el principal reto es informarles a los clientes que el mercado ha cambiado y los costos son mayores. Ha aumentado la siniestralidad, y con ello, también las pérdidas por lucro cesante y pérdida de beneficios, al no poder operar al 100%. La pérdida financiera termina siendo muchas veces más fuerte que el daño físico y eso hay que saber explicárselo con claridad a los clientes”. Por eso, su estrategia ha sido trabajar con claridad y transparencia a la hora de explicar los costos de las pólizas, poniendo foco en la confianza como eje de la venta.

Si bien Chubb es una de las tres principales compañías con las que se relaciona, Capristo reconoce que con Chubb ha ayudado mucho la fluidez del trabajo en conjunto. “Hemos construido una relación de confianza: están ahí cuando los necesitas. La calidad y rapidez de respuesta es importante y con Chubb la tenemos. Tienen muy buena disposición para trabajar y desarrollar productos en conjunto. Con ellos el crecimiento se ha dado de forma orgánica”, asegura.

El lado B de Capristo

Porque la vida no es solo trabajo, te invitamos a conocer las aficiones personales de Gabriel Capristo, quien a sus 56 años está casado y tiene dos hijas, de 26 y 23 años:

El fútbol

Es un hincha del San Lorenzo de Almagro, “el equipo del Papa”, como dice con orgullo. Es una pasión que, cuenta, heredó de su padre. También juega fútbol regularmente con sus amigos.

Los cómics

Batman es su superhéroe favorito; también le gusta mucho Astérix y Obélix. Pero de todos los cómics, su favorito es argentino: Patoruzú y también Patoruzito, la versión infantil y adolescente del mismo personaje. Este cacique tehuenche con súper velocidad y súper fuerza fue creado a fines de los años 20 por Dante Quintero. “Cuando yo era muy joven, ya era viejo”, dice riéndose sobre este personaje cuyas características —“era un bonachón recto y honesto”— le resultan inspiradoras.

La lectura

Aunque no tiene un autor “de cabecera”, Capristo es un gran aficionado a la lectura. Por estos días está concentrado en Cuentos Completos, última publicación de la estadounidense Larrie Moore, quien ha sido considerada como una “maestra del cuento corto”.